Comienzan a construir en Chile el telescopio más grande que jamás haya mirado el cielo

Telescopio

Los científicos están un paso más cerca de entender el funcionamiento interno del universo con el inicio de la construcción, en Chile, del telescopio óptico e infrarrojo más grande del mundo.

Con un espejo principal de 39 metros de diámetro, el Telescopio Extremadamente Grande (ELT por sus siglas en inglés) de la European Southern Observatory (ESO, por sus siglas en inglés), va a ser, como su nombre indica, el telescopio óptico e infrarrojo más grande del mundo, y se prevé que verá su primera luz en 2024.

 

Abordará una amplia gama de desafíos científicos, incluyendo el sondaje de exoplanetas similares a la Tierra en búsqueda de vida, analizará la naturaleza de la materia y energía oscuras y observará las etapas tempranas del Universo, explorando nuestros orígenes. Asimismo, planteará nuevas interrogantes que hoy en día ni siquiera podemos concebir, mejorando la vida en la Tierra mediante nuevos avances en el ámbito de la ingeniería y tecnología.

 

A diferencia de cualquier otro anterior, ELT también está diseñado para ser un telescopio adaptativo y tiene la capacidad de corregir la turbulencia atmosférica, llevando la ingeniería del telescopio a otro nivel.

 

Para conmemorar el hito de la construcción, se realizó una ceremonia en la residencia Paranal del ESO (European Southern Observatory), en el norte de Chile, cerca del sitio del futuro telescopio gigante, que estará en la cima del Cerro Armazones, una montaña de 3.046 metros de altura.

 

Un elemento clave en el proyecto es su espectrógrafo, desarrollado por la Universidad de Oxford. 'HARMONI' es un instrumento diseñado para tomar simultáneamente 4000 imágenes, cada una con un color ligeramente diferente. El instrumento visible y cercano al infrarrojo aprovechará la óptica adaptativa del telescopio para proporcionar imágenes extremadamente nítidas.

 

'HARMONI' permitirá a los científicos formar un cuadro más detallado de la formación y evolución de los objetos en el Universo. Apoyar a los investigadores a ver todo desde los planetas de nuestro propio sistema solar y las estrellas en nuestras galaxias y cercanas con una profundidad y precisión sin precedentes, hasta la formación y evolución de galaxias distantes que nunca antes se habían observado.