Tribuna mini Saltar publicidad

"Hay diez preguntas del examen de la oposición para la Universidad que no se corresponden con el temario"

(Foto: Sara Bayón)

Germán Rodríguez Martín, uno de los profesores que ha preparado a varios opositores, confirma que esas preguntas se refieren a una normativa que se publicó dos días después del cierre de las inscripciones para la oposición, fecha límite para incluir teoría en el temario a estudiar.

La polémica surgida en torno al examen para ser Auxiliar Administrativo en la Universidad de Salamanca no termina; más bien todo lo contrario. Con el paso del tiempo, solo crece la indignación y el enfado de los opositores que ven como los responsables de redactar las 80 preguntas de esta prueba han incluido diez que no deberían estar entre ellas. Y se preguntan una y otra vez por qué...

 

"Estas diez o doce preguntas no es que sean ilegales es que no están dentro de los enunciados del temario e incumplen la normativa actual. Ésta señala que todas las leyes o normas que se publiquen después del fin del plazo de solicitud para presentarse a las oposiciones quedan fuera del temario. En este caso, el plazo finalizaba el 9 de abril de 2014 y la normativa que englobaba esas preguntas salió el día 11 de ese mismo mes".

 

Fallos de la página de la USAL a la hora de hacer una reclamación por parte de los opositores

 

Así de claro lo ha explicado Germán Rodríguez Martín, uno de los profesores con más experiencia en la preparación de opositores y que en esta ocasión también ha trabajado desde hace meses con un grupo de alumnos que también ha presentado reclamaciones.

 

En concreto, estas reclamaciones se refieren al Presupuesto de la Ley de Orientación Universitaria (LOU) y su Estatuto, algo que no puede entrar en el temario al no haber sido publicado antes del fin del plazo de solicitudes para las oposiciones.

 

"Hemos recibido multitud de quejas y muchos opositores van a reclamar por este hecho porque incumple la normativa y no solo por el hecho anterior", destaca Rodríguez, quien apunta: "Para que el examen sea válido, y según la normativa, debe contar con 80 preguntas; siempre hay cuatro o cinco más por si hay fallos en enunciados o en el temario. Pero si hay diez preguntas que no están bien, el examen no puede ser válido".

 

Entonces, ¿qué puede pasar? Pueden darse varios escenarios como que el examen vuelva a corregirse sobre 70 preguntas (ilegal por el momento) o que vuelva a repetirse como ha ocurrido en otro tipo de oposiciones, por lo que la posibilidad de que los opositores vuelvan a examinarse dadas su quejas y las impugnaciones mostradas, no es descabellado. Pero la Universidad de Salamanca tiene la última palabra... pese a haber cometido un grave error a la hora de redactar el examen.

 

"Lo mismo ha ocurrido con las partes del examen; en principio, la prueba se dividía en dos partes de 40 preguntas (un total de 80) con teoría y práctica, aunque a la hora de la verdad las 80 preguntas fueron teóricas", concluyó Germán Rodríguez.