La Consejería de Sanidad se desvincula del 'enchufismo' en las oposiciones de Pediatría y Psiquiatría

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado

La Consejería de Sanidad ha decidido paralizar el procedimiento del proceso selectivo para plazas fijas de medicina interna ante el "llamativo" resultado que ha favorecido a médicos del Río Hortega de Valladolid con el objetivo ahora de escuchar a las partes.

El Consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, durante su visita a la nueva planta de endoscopias del Hospital Clínico de Salamanca, ha dado a conocer la posición de la Consejería de Sanidad respecto a la paralización de la actividad del tribunal de la oferta pública de empleo (OPE) de Medicina Interna, Pediatría y Psiquiatría que está envuelta por las sospechas de que se había beneficiado supuestamente a los aspirantes médicos del hospital Río Hortega de Valladolid. 

 

Sáez Aguado ha dejado claro que "todas las ofertas de empleo siguen adelante" y únicamente se ha dado instrucciones al tribunal para que no continúe con sus actuaciones en el caso de Medicina Interna y será la Consejería de Sanidad la que analizará las posibles alegaciones que se reciban en el próximo mes y medio. "Una vez tengamos sus alegaciones resolveremos ese recurso", ha indicado. La oferta pública de empleo de Medicina Interna ofrecía 29 plazas. De los 280 aspirantes sólo aprobaron el examen 30.

 

Por otro lado y en referencia a los exámenes de Pediatría y Psiquiatría ha dicho que "no se han apreciado ningún tipo de circunstancias que hagan tomar otro tipo de decisiones, que los exámenes hayan sido fáciles o difíciles es una cuestión en la que nosotros no entramos, es algo que dirimen los tribunales".