Sacyl saca 4.000 pacientes de las listas de espera en un año

La lista de espera desciende un 12,5 % cuando se cumple el primer año de Perycles, el plan de choque para reducirlas.

De los 33.212 pacientes que se encontraban esperando una intervención quirúrgica el 31 de marzo de 2016 se ha pasado a 29.061 en marzo de este año, lo que supone una reducción de 4.151. El horizonte del cumplimiento de Perycles está en 2019, cuando se espera que esa disminución de la lista de espera sea de un 32 % con respecto a su inicio.

 

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, ha informado este lunes sobre los datos de lista de espera quirúrgica en los hospitales de Castilla y León y ha hecho balance del primer año desde la puesta en marcha del Plan Estratégico de Eficiencia y de Control y Reducción de las Listas de Espera del Servicio de Salud de Castilla y León, ‘Perycles’. Tras estos doce meses de funcionamiento, la lista de espera quirúrgica ha pasado de los 33.212 pacientes a fecha de 31 de marzo de 2016 a los 29.061 en la misma fecha del presente año, lo que supone un total de 4.151 pacientes menos y un descenso del 12,5 %.

 

También la demora media evoluciona de forma positiva, pues baja un día con respecto a hace un año –pasa de 85 a 84 días de espera- y se reduce en 23 días si se compara con los datos de diciembre de 2016.

 

Por otra parte, es importante resaltar que a cierre del mes de marzo no había ningún paciente incluido en Prioridad 1 que llevara esperando para ser intervenido más de 30 días, es decir, un 100 % de los pacientes cuyos casos clínicos se consideran como prioritarios son operados en plazo. El tiempo medio de espera para operar estos casos graves fue a lo largo de este primer trimestre del año de 10 días. Además, solo en este primer trimestre del año se realizaron en los hospitales públicos de Castilla y León 3.853 intervenciones quirúrgicas de casos englobados en Prioridad 1.

 

En el caso de los pacientes establecidos en Prioridad 2, es decir, aquellos cuya situación clínica o social admite una demora relativa, el 72,9 % fueron intervenidos en plazo inferior a 90 días, mientras que el 89 % de los pacientes cuyos casos fueron catalogados como Prioridad 3 –su patología permite la demora del tratamiento, ya que no produce secuelas- fueron operados en menos de 180 días.

 

El comportamiento de la mayor parte de los hospitales ha sido adecuado. Seis de los catorce hospitales presentan una demora media inferior a 50 días: Ávila (49), Palencia (26), Segovia (47), Soria (27), Medina del Campo (40) y Zamora (41). En los hospitales de referencia se han reducido las demoras de forma variable. Los datos autonómicos en este último año continúan condicionados por la situación de los hospitales de Salamanca y de El Bierzo, si bien son los dos hospitales con mayor reducción de su demora media en el último trimestre: Salamanca en 27 días y El Bierzo en 92. Estas tendencias permiten prever que pueden cumplirse los objetivos de Perycles para 2017: 25.500 pacientes en espera y demora media de 71 días.

 

El consejero ha explicado además otras iniciativas en desarrollo del Plan: las suspensiones quirúrgicas se han reducido de un 3,9 % a un 3,7 %; el rendimiento quirúrgico se mantiene en un 76 % de media; la actividad quirúrgica global se ha incrementado en un 1,8 %; y la actividad quirúrgica concertada se redujo en un 25,8 % (1.923 intervenciones quirúrgicas menos que en el año anterior).

 

Finalmente, Sáez ha informado sobre otras medidas para el establecimiento de prioridades en consultas de especialidades hospitalarias, de gestión de agendas en Atención Primaria, de análisis de la variabilidad en Primaria y en las indicaciones quirúrgicas y de las iniciativas adoptadas para analizar la trazabilidad en cáncer de mama que puede permitir establecer tiempos recomendados para el diagnóstico y el tratamiento; una iniciativa pionera en el conjunto del Sistema Nacional de Salud.