Viaje al pasado en educación: pasar curso con asignaturas pendientes vuelve a ser posible

Clase, educación

El Gobierno prepara una modificación que devuelve la LOMCE a los criterios de la LOE: se podrá pasar a Bachillerato con asignaturas de la ESO, sin llegar al cinco y sin reválida.

El Gobierno está ultimando una reforma de la polémica ley Wert que supone una vuelta al pasado. De hecho, la LOMCE, diseñada por el PP para endurecer los criterios de paso de curso marcados en su día por la LOE, se parecerá cada vez a su antecesora socialista. Un salto atrás de no menos de cinco años que acaba con otra de las medidas de la controvertida ley del exministro, como ya pasó con la reválida.

 

Según publica el diario 'El Mundo', Educación está preparando un nuevo borrador que sigue limando las aristas de la LOMCE. La intención del ministerio es que los alumnos ya no tendrán que sacar como mínimo un cinco en su calificación final para obtener el título de graduado de la ESO y podrán pasar de curso con dos asignaturas suspensas. En la práctica, esto supone que desde este curso los estudiantes podrán pasar al Bachillerato con una nota media de toda la ESO inferior al aprobado y con hasta dos asignaturas pendientes.

 

De este modo, el Gobierno se carga otra de las características de la LOMCE que la hacían diferente a la LOE. En su día, fue muy polémica la ley diseñada por el PSOE porque permitía pasar de curso con suspensos, e incluso sin llegar a la convocatoria de septiembre, aunque muchas comunidades se negaron a aplicarlo. Al llegar, la LOMCE cambió las cosas. El que suspendía tres asignaturas en la ESO no pasaría de curso si dos de ellas eran lengua y matemáticas y, además, para obtener el título de la ESO, había que aprobar una reválida.