El nuevo procedimiento especial y sumario en los juicios de familia debido al COVID-19
Cyl dots mini
Sergio original

A mi juicio

Sergio Castro González
El blog de Sergio Castro González en Tribuna

El nuevo procedimiento especial y sumario en los juicios de familia debido al COVID-19

Condenada juzgados detail

El blog de Sergio Castro González en Tribuna de Valladolid.

Ante la eventual avalancha de procedimientos judiciales que se avecinan y que amenazan con colapsar, aún más, la administración de Justicia, el gobierno aprobó el Real Decreto-ley 16/2020, de 28 de abril, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia.

 

Dicho Decreto-ley ha regulado, entre otras medidas, un nuevo procedimiento previsto para algunos supuestos en el ámbito de los Juzgados de familia. En concreto se tramitarán por este cauce procesal las siguientes demandas:

 

  • Las que versen sobre pretensiones relativas al restablecimiento del equilibrio en el régimen de visitas o custodia compartida.
  • Las que tengan por objeto solicitar la revisión de las medidas definitivas sobre cargas del matrimonio, pensiones económicas entre cónyuges y alimentos reconocidos a los hijos.
  • Las que pretendan el establecimiento o la revisión de la obligación de prestar alimentos.

 

En todo caso, será necesario que las circunstancias que rodeen al pleito vengan motivadas por la crisis sanitaria del COVID-19. Es decir, cuando se haya incumplido el régimen de visitas o la custodia compartida como consecuencia de las medidas adoptadas por el Gobierno y las demás autoridades sanitarias con el objeto de evitar la propagación del COVID-19. O cuando la revisión o establecimiento de las medidas tengan su consecuencia en la crisis sanitaria producida por el coronavirus. Por ejemplo, cuando nos encontremos en un ERTE, una reducción de jornada, un despido, etc.

 

Por lo tanto, cualquier otra demanda que pretenda lo mismo, pero sin traer causa en la crisis del coronavirus se tramitará por el procedimiento habitual previsto en los artículos 769 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC).

 

 ¿Cuál es el Juzgado competente?

           

En los dos primeros supuestos, las que versen sobre el restablecimiento del equilibrio en el régimen de visitas o custodia compartida y las que pretendan la revisión de medidas definitivas, será competente el Juzgado que decidió en su día sobre tales medidas.

 

Mientras que, en el último supuesto, el Decreto-ley distingue a su vez las siguientes pretensiones:

 

  • Cuando se trate del establecimiento de la prestación de alimentos reclamados por un progenitor contra el otro en nombre de los hijos menores habrá que estar a las reglas establecidas en el artículo 769.3 de la LEC. 
  • Cuando se trate de la prestación de alimentos en favor de cualquier otro alimentista, la competencia se determinará con arreglo al artículo 50 de la LEC.
  • Cuando la demanda verse sobre la revisión de la prestación de alimentos, será competente el Juzgado que hubiera resuelto en su día sobre la misma.

          

 ¿Qué novedades tiene la tramitación del procedimiento?

           

El procedimiento se iniciará con la correspondiente demanda. Además, cuando se pretenda la revisión de las medidas definitivas sobre cargas del matrimonio, pensiones económicas entre cónyuges y alimentos reconocidos a los hijos o el establecimiento o la revisión de la obligación de prestar alimentos, habrá que acompañar a la demanda un certificado sobre la cuantía de las prestaciones o subsidios de desempleo para trabajadores por cuenta ajena. O bien el certificado de cese de actividad o disminución de ingresos, en el caso de trabajadores por cuenta propia.

 

Una vez admitida a trámite la demanda, en el plazo de 10 días hábiles siguientes se citará a las partes -y cuando sea preceptivo al Ministerio Fiscal- para la celebración de la vista. Omitiéndose el trámite procesal de la contestación a la demanda de forma escrita, que se contestará en el acto de la vista.

 

Antes de la celebración de la vista, las partes podrán llegar a un acuerdo, que podrá ser homologado judicialmente, siempre que el acuerdo respete el interés superior del menor, cuando los haya.

 

Una vez celebrada la vista, el juez dictará la resolución que corresponda de forma oral o escrita en el plazo de 3 días hábiles. Cuando se dicte resolución oralmente, se tendrá que documentar con expresión del fallo y de una breve motivación. Dicha resolución que ponga fin al procedimiento será recurrible en apelación.

           

Como vemos se trata de un procedimiento a priori más rápido que el habitual previsto para estos casos. Está por ver la eficacia de este nuevo cauce procesal, que puede suponer un alivio a la congestión de los Juzgados de familia. Sin embargo, su limitado ámbito de aplicación -únicamente previsto para los pleitos que traigan causa del coronavirus- y su carácter temporal -mientras dure el estado de alarma y tres meses después de su levantamiento- nos hace pensar que quizá no sea suficiente para descongestionar la carga de trabajo que se avecina en estos Juzgados.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: