¿Hay alternativa al estado de alarma?
Cyl dots mini
Sergio original

A mi juicio

Sergio Castro González
El blog de Sergio Castro González en Tribuna

¿Hay alternativa al estado de alarma?

20200520091805 detail

El blog de Sergio Castro González en Tribuna de Valladolid.

Hoy se votará en el Congreso de los Diputados la quinta prórroga del estado de alarma.  El plan inicial del Gobierno era ampliarla hasta el día 27 de junio, en aras de dirigir la desescalada bajo un mando único, coordinado y organizado.

 

No obstante, la falta de apoyos parlamentarios ha provocado la reducción de las pretensiones del ejecutivo, que, gracias al apoyo de Ciudadanos, entre otros, prorrogará el estado de alarma de nuevo por 15 días.

 

Vaya por delante que la solicitud de ampliación por más de 15 días es lícita, ya que la Constitución no establece ningún límite temporal para la prórroga del estado de alarma. Sin embargo, la factura de los partidos nacionalistas por su apoyo vuelve a ser elevada, nada nuevo bajo el sol. Por lo que finalmente el nuevo estado de alarma se ampliará por menos tiempo del que le gustaría al Gobierno.

 

A estas alturas todavía debemos recordar que durante la vigencia del estado de alarma se pueden limitar derechos fundamentales, pero en ningún caso pueden ser suspendidos. Sobre la suspensión de derechos que esgrimen los detractores de la prórroga de la alarma, ya resolverá el Tribunal Constitucional en su momento.  

 

Por otro lado, es evidente que existe una clara mejoría en las cifras oficiales de nuevos contagios y personas fallecidas, datos que todavía están lejos de ser buenos, pero que parece que no avalan la necesidad imperativa de una nueva prórroga del estado de alarma a la que alude el Gobierno.

 

En esta situación, es licito preguntarnos si existe alguna alternativa al estado de alarma para realizar la desescalada con garantías. Y lo cierto es que existe.

 

La alternativa al estado de alarma pasa necesariamente por dos leyes. La breve Ley Orgánica 3/1986 de Medidas Especiales en Materia de Sanidad Pública, que en su artículo 3 establece que Con el fin de controlar las enfermedades transmisibles, la autoridad sanitaria, además de realizar las acciones preventivas generales, podrá adoptar las medidas oportunas para el control de los enfermos, de las personas que estén o hayan estado en contacto con los mismos y del medio ambiente inmediato, así como las que se consideren necesarias en caso de riesgo de carácter transmisible”. Y la Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública, que regula una serie de medidas que se podrán acordar con carácter excepcional y cuando así lo requieran motivos de extraordinaria gravedad o urgencia” ex artículo 54.1.

 

Si bien la aplicación de ambas normas, implicaría una coordinación mucho mayor de la que hay en este momento entre el Gobierno y las Comunidades Autónomas. Es decir, un consenso y un dialogo fluido y continuado entre todos.

 

A este respecto, existen claros recelos entre unos y otros, quizá fruto de la desconfianza mutua o de la falta de una cultura de dialogo que impera entre los principales responsables de nuestro país. 

 

En este contexto, de no aprobarse nuevamente la prórroga del estado de alarma, el Gobierno perdería el mando único que ostenta desde el pasado 14 de marzo, en detrimento de la asunción de competencias de las autonomías. 

 

Por tanto, el estado de alarma no es la única opción disponible para controlar la pandemia. Que bien gestionada probablemente sea la más efectiva desde el punto de vista de la organización –un mando único simplifica las cosas-, pero también la menos democrática. Ello, además, habida cuenta de la poca predisposición al dialogo del ejecutivo durante este periodo de alarma.  

 

Sin embargo, si finalmente la prórroga del estado de alarma sale adelante gracias a los votos de los partidos nacionalistas, la factura que pagará el ejecutivo será en forma de cesión de competencias de dirección.

 

Es decir, rompiendo el mando único del Gobierno y la mayor coordinación en todo el territorio nacional. El principal argumento que esgrime el ejecutivo de coalición para aprobar la ampliación de la alarma. 

 

En fin. Incongruencias de la vida durante el estado de alarma.  

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: