Andres seoane fuente original

Educacción Digital

Andrés Seoane Fuente

Elegir es vital en la educación

Elegir vital educacion detail

Todo lo que sucede cada día de nuestra vida se basa en elecciones. Tanto en las que tomamos como en las que desechamos, e incluso puede que sobre todo en estas últimas. En cuestión de educación, elegir es lo que marca nuestro presente y también nuestro futuro. Por eso adquiere una decisión mucho más trascendental cada una de las decisiones que tomamos y que están relacionadas con nuestra formación actual y del mañana, así como con la forma en la que la desarrollemos.

 

Es imposible, al menos a día de hoy, que la educación esté hecha a nuestra medida. No existe una sastrería a la que podamos acudir, donde nos pregunten qué es lo que necesitamos y nos confección un plan de aprendizaje que se base en nuestras aspiraciones y capacidades, casando al mismo tiempo con la realidad del mercado laboral. Este, además, se ha convertido (y sigue haciéndolo cada día un poco más) en una entidad absolutamente imprevisible, que cambia de forma y aspecto, que ahora pide una cosa y mañana otra diferente, y que, por si esto fuera poco, exige una preparación que puede que incluso ni haya existido para cuando nos plantemos ante sus puertas.

 

Con todos estos condicionantes, el paisaje que se dibuja no es excesivamente alentador pero, al mismo tiempo, representa una oportunidad única para salir de la tan sobada zona de confort y lanzarse a intentar cosas nuevas. Es un auténtico reto que nos permite reinventarnos e incluso nos empuja, en cierto modo, a que lo hagamos.

 

Entre el ritmo de trabajo, las prisas, los agobios y el estrés, es complicado. Por eso hay que buscar una opción que permita optimizar el tiempo y compatibilizar esa formación que buscamos, con nuestro estilo de vida. No es fácil pero existe. Y se llama formación online. Que el porcentaje de alumnos que opta por esta modalidad crezca globalmente a una velocidad imponente no es ninguna casualidad. Cada vez es más preciso que el aprendizaje se adapte a nosotros. Que, como decíamos al principio, nos permita elegir cómo queremos desarrollarlo. Y para eso necesitamos una combinación de flexibilidad, adaptación y tecnología.

 

Podemos acceder a los recursos educativos que nos ayudarán a construir nuestro aprendizaje desde el móvil. O con el portátil durante un viaje o mientras reposamos el cansancio del día en el sofá. Lo que nos hace falta es que el conocimiento y las competencias estén disponibles 24 horas al día, 7 días a la semana, para que seamos nosotros quienes elegimos cuándo, dónde y cómo las utilizamos.

 

La presencialidad, en la educación, exhibe números rojos. Una caída constante. A la vez que la concepción de que en este mundo hiperconectado es necesario actualizar nuestras capacidades profesionales crece, haciéndose imposible de obviar. Podemos conjugar nuestra vida, nuestro trabajo y la esfera personal, con una formación continua, de calidad y, en no pocas ocasiones, más adaptada a la realidad del empleo que existe en la calle. Elegir es vital en la educación.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: