2 original

EL JARDÍN DE HÉRCULES

Eduardo Blázquez

“Las mujeres del César”, la última novela de Carlos de Tomás

E detail

EDUARDO BLÁZQUEZ

 

Entrevistamos a Carlos de Tomás con ocasión del lanzamiento de su última novela “Las mujeres del César”. Escritor y editor, extremeño de nacimiento aunque se considera también de Salamanca, ciudad en la que reside desde que era universitario.

 

P.: Antes de que nos hables de “Las mujeres del César”, me gustaría que nos dijeras algo del sector editorial especialmente en la región y de su situación con la crisis del Covid-19.

 

R.: El sector lleva en crisis bastante tiempo, no solo en Castilla y León, pues la adaptación de las editoriales a la nueva realidad tecnológica y a la super oferta cultural que existe está siendo muy dura, y lo sufre todo el sector: editoriales, distribuidoras, impresores, libreros y por supuesto los autores. Esta pandemia del coronavirus nos ha dejado sin ferias de libros, sin poder programar eventos y presentaciones y con las librerías de capa caída. Tenemos que reinventarnos cada día y esto traerá, con seguridad, otra nueva mutación del sector editorial. Internet es y será, sin duda, la autopista que soportará todas las estrategias. El Grupo Editorial Amarante ejerce el liderazgo en la región y eso es una dura responsabilidad ante la situación de incertidumbre y dificultades que estamos soportando. Aunque se está editando menos, se siguen lanzando al mercado novedades, nos debemos a nuestros fieles lectores.

 

P.: Desde tu primera obra, publicada en 1979, te has debatido entre la poesía y la prosa. Dónde estás más cómodo, y cuál de los géneros te ha dado más satisfacciones.

 

R.: Estoy cómodo escribiendo cualquier cosa, encuentro espacios y momentos para cada tipo de escritura. La poesía va muy ligada a la música, los sentimientos, el descubrimiento de la forma y la musicalidad. Me cuesta mucho escribir versos porque corrijo bastante y le doy muchas vueltas. La novela o el ensayo biográfico me permiten la expresión concreta, acaso la comunicación directa con el lector y descargar todo lo que uno necesita y está obligado a narrar. Las novelas me han dado muchas alegrías, en especial “Café Bramante” que fue un éxito, y aún se sigue vendiendo.

 

P.: El título y la portada de “Las mujeres del César” me hacen pensar que estoy ante una novela histórica o al menos que se desarrolla en la Italia de los césares, pero al leer la sinopsis me deja perplejo, se trata de la historia de una familia a lo largo de finales del XIX y todo el siglo XX. Corrígeme si me equivoco.

 

R.: La impresión que has tenido es provocada, leyendo la novela se comprenderá, estamos ante un patriarcado y muchos actores, femeninos la mayoría, alrededor de un eje machista que hoy en día va quedando en los olvidos. Pero la novela no trata solamente de la historia de una familia, es la vida del protagonista, un miembro de esa familia, y una historia de amor de madurez.

 

P.: Tus dos anteriores novelas “Vidas en el margen” y “Zapatos en la estrada” se desarrollan en ambientes marginales, casi guetos de la gran ciudad, personajes extraños e inquietante. Con “Las mujeres del César” te has trasladado a la Jet set.

 

R.: Me ha interesado siempre el lado más oscuro, el aspecto más cutre o extravagante de la sociedad, eso que no vemos con los ojos de diario, y ciertamente lo encontramos en toda la escala social. Solo hay que remitirnos a lo que ha salido a la luz de la clase política desde 2008 y ahí tenemos la novela gris de la vida: estafas y corrupción. personajes peligrosos hay en todos los estratos sociales. En este caso la narración se centra en una familia de la alta burguesía madrileña que tuvo los tentáculos muy largos.

 

P.: Vuelves a escribir en primera persona, con el fundido narrativo que te caracteriza. A veces me ha dado la impresión que comprimes las historias. Se ha dicho que una novela tuya no tiene excesivas páginas pero cuando te metes a fondo en la lectura parece que se expandiera.

 

R.: Sí, lo dicen. Es consecuencia de cultivar el relato, la novela breve. Me gusta poner al lector en situación desde el primer momento. Intento practicar una escritura sencilla, sintética y que no se prodigue en demasiadas descripciones de los escenarios. Lo justo. La primera persona tiene su dificultad pero permite descubrir con más verosimilitud el alma del protagonista narrador.

 

P.: La novela comienza con una cita, donde dices que todo lo que se cuenta es verdad, pero ¿Qué hay de verdad y de ficción? Pues aparecen muchos personajes históricos y muchos acontecimientos que ocurrieron a lo largo de los últimos cien años.

 

R.: No deja de ser una novela que se encuadra en la historia de nuestro país, eso es lo que tiene de histórica, y efectivamente hay mucha verdad y otras verdades que he tenido que maquillar para no dar nombres. Digamos que es una novela que se encuadra en una verdad. Principalmente es el músico salmantino Tomás Bretón el que adquiere más protagonismo, pero aparecen Lázaro López, el Presidente Sagasta, Pío Baroja, y un sin fin de personajes citados que vivieron los acontecimientos que se narran.

 

P.: Has citado al salmantino Lázaro López, del que escribiste su biografía hace unos años.

 

R.: Sí, y gracias a ese libro estudié en profundidad el periodo de la Restauración borbónica. Los últimos veinticinco años del siglo diecinueve nos han marcado hasta hoy en día. En la novela, y sin tratar de desvelar nada, viene a expresar que somos fruto intelectual y económico de aquellos años, y con la globalización, las nuevas tecnologías y un cambio de paradigma social estamos comenzando a abrirnos a otro periodo muy distinto. Con esta novela intento comunicar la muerte del modernismo. Pues cuando intentamos comprender el verdadero significado y la forma estética propia del posmodernismo nos quedamos en las teorías intelectuales y en meros gestos artísticos. En “Las mujeres del Cesar” pretendo que todo esfuerzo de comprensión tenga una verdadera impregnación, podamos darnos cuenta de qué es lo que verdaderamente ha cambiado y lo que sigue igual.

 

P.: Dirías que “Las mujeres del César” ¿es una novela que puede ser leída por cualquier persona?

 

R.: Por supuesto. Eso es indudable. Como toda obra, tiene sus distintos planos narrativos pero estoy convencido de que es una narración muy amena y que espero sea del disfrute de todo lector que se acerque a ella. Además y sin tratar de hacer ningún spoiler también hay algún crimen por ahí.

 

P.: Para terminar, darte las gracias por concedernos esta entrevista, y nos cuentes en qué proyectos está inmerso ahora Carlos de Tomás.

 

R.: Gracias a Tribuna y a ti, Eduardo Blázquez, por darme la oportunidad de presentar mi nuevo libro. En cuanto a los proyectos, actualmente estoy dirigiendo la preparación del 10º Aniversario de la Editorial Amarante y los actos y eventos que tendrán lugar en 2021. Y en cuanto a escritura, este año iba a publicarse uno de mis últimos libros de poemas pero por la crisis del Covid-19 ha quedado parado e intentaré rehabilitar la publicación con mi editor de poesía. Además, no dejo de escribir, “Las mujeres del César” es una novela que terminé hace más de un año y ya llevo bastante avanzada una nueva obra tal vez para dentro de un par de años.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: