Pedro original

Menudo Panorama

Pedro Santa Brígida
Periodista

Día Internacional de la Radio, el más merecido de los homenajes

Radio usal detail

El post del periodista Pedro Santa Brígida en Tribuna de Valladolid.

Hoy 13 de febrero se celebra el Día Mundial de la Radio y todos los homenajes que se le puedan tributar serán insuficientes. En un mundo dominado por lo audiovisual, por la imagen y el postureo, la radio continúa siendo el medio de comunicación más democrático, el de más sencillo acceso, el que estimula la imaginación y huye -habitualmente- del estúpido y dominante sensacionalismo que impera en la moderna sociedad del siglo XXI.

 

Basándose en teorías anteriores de otros reconocidos científicos, fue el físico italiano Guillermo Marconi quien finales del siglo XIX desarrolló la telegrafía inalámbrica, sustentada en la connivencia de los campos eléctricos y los campos magnéticos, el origen de la radio. Mucho ha llovido desde aquellos albores del siglo XX cuando en Massachusetts se realizó lo que se considera la primera emisión radiofónica de la historia. Tuvo que ser en una Nochebuena, como no…

 

Ahora podemos escuchar la radio a través de internet, en el móvil, mientras viajamos en coche, cuando hacemos footing o paseamos. También es posible hacerlo en determinados espacios laborales y profesiones, estudiando o limpiando el polvo. Y, pese a que no lo parezca, su oferta es bastante más amplia que la de la televisión, el medio dominante.

 

Sea en una emisora generalista o musical, seamos mayores o jóvenes, casi todo el mundo conoce ‘de oídas’ a algún locutor: Carlos Herrera, Angels Barceló, Carlos Alsina, Julia Otero, Carles Francino, Federico J. Losantos, … Tony Aguilar, Frank Blanco, Xavi Rodríguez, María Lama, Javier Cárdenas, Javi Nieves, … Yo recuerdo a Jesús Quintero, casi más conocido como el Loco de la Colina, a los desaparecidos Joaquín Luqui, Ángel Álvarez, Boby Deglané y Encarna Sánchez, a Juan Pablo Ordúñez, alías El Pirata, Luis del Olmo, José Mª García, Iñaki Gabilondo, Encarna Sánchez, Andrés Aberasturi, José Antonio Abellán, … Es lo que tiene ir cumpliendo años y estar prendado de la radio.

 

La radio, además de inmediatez, sigue aportando ese toque de misterio y magia que siempre la ha acompañado. La radio es contar, pero sobre todo escuchar a los oyentes, a todo tipo de gente. La radio es información y entretenimiento, seriedad y diversión, risa y llanto, emoción y sentimiento, y más que nada compañía para tanta gente... La voz es la herramienta principal de este genial medio qué, a través del tono, el timbre, la cadencia, la intensidad o los silencios, consigue el milagro de la comunicación entre personas.

 

Soy consumidor de radio, casi un fan. Sintonizo distintas emisoras y varío por días o por semanas, según el caso y la situación. Escucho informativos, música, magazines de todo pelaje y programas deportivos. Debido a mis orígenes profesionales, me produce cierta tristeza el exiguo tiempo del que dispone la radio local, particularmente por las mañanas, aunque es entendible porque en los medios privados lo que manda, al fin y al cabo, es la cuenta de resultados, argumento que no sirve en el caso de los medios públicos, a los que algunos políticos sacrificaron hace tiempo. Por cierto, en Castilla y León no hay medios de comunicación públicos…

 

Los hábitos de consumo radiofónico también cambian, los oyentes más jóvenes están en las radiofórmulas, en la radio musical, mientras que la radio generalista, la de toda la vida, es la preferida por las generaciones más veteranas, lógico. Aún recuerdo cuando la aparición de la FM era toda una innovación tecnológica…

 

Inicié este oficio del periodismo en la radio y siempre echaré de menos estar en el estudio cuando se enciende la luz roja. ¡Viva la radio!

Comentarios

Cuaresma 13/02/2020 11:58 #1
¡Viva la radio! Yo era muy de Antonio Herreros,, que murió practicando submarinismo cuando era líder de audiencia en la desaparecida de forma muy extraña Antena 3 Radio

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: