Pedro original

Menudo Panorama

Pedro Santa Brígida
Periodista

La continua decadencia de RTVE

Rtve detail

Me produce tristeza y hartazgo lo que viene sucediendo en RTVE desde hace años. La radio y la televisión públicas del Estado siempre fueron objeto de deseo de los gobiernos de turno. No me lo han contado. Lo sé porque estuve dentro unos cuantos años, aunque eran otros tiempos.

 

Trabajé en Radiocadena Española, Radio Nacional de España y Televisión Española en varias etapas de mi vida profesional y en distintas ciudades. El Ente Público era entonces la mayor empresa audiovisual de este país, con audiencias que nada tienen que ver con las paupérrimas cifras que arroja en la actualidad. El crecimiento y multiplicación de los medios privados -también de los medios públicos autonómicos- ha ido disolviendo cual azucarillo el protagonismo y la relevancia social de RTVE, pero sobre todo ha sido el erróneo intervencionismo y la politización de los directivos. Y de gran parte de la plantilla.

 

En RTVE, me consta, hay grandísimos profesionales, cada día menos motivados ante la avalancha de decisiones incomprensibles y de una pésima gestión de recursos humanos y de producción de contenidos. Los amigos que me quedan en esa casa me dicen que se sienten meros funcionarios, aburridos, sin objetivos profesionales, con el mecánico objetivo de cumplir horario y cobrar un sueldo decente… hasta la jubilación (porque las antaño prejubilaciones de chollo se han acabado).

 

Habitualmente, los gobiernos -unos más que otros- han buscado un presidente-director de RTVE ajeno a la casa para poder hacer y deshacer a su antojo. En esta ocasión, al contrario, el presidente Pedro Sánchez eligió en 2018 a una veterana y popular -en su época- presentadora de telediarios, Rosa María Mateo, que llegó con la vitola de ponderada y conocedora de la empresa y está demostrando cada día más que el puesto le queda grande y que más parece un jarrón chino que una gestora.

 

Para ejecutar la nueva estrategia ¿política? de la radio y la televisión públicas, el comisario de turno es Enric Hernández, ex director de El Periódico de Catalunya, que está actuando como un elefante en una cacharrería. No le tiembla el pulso. Se ha cargado últimamente a Paloma Zuriaga, Raúl Heitzmann, Xabier Fortes, Carlos Franganillo, Almudena Ariza, José Ramón Paterson, Sagrario Ruiz Apodaca, etc.

 

El criterio de reducir el tiempo de los programas territoriales, excepto -como no- Cataluña, ha generado tensiones hasta el extremo de que la responsable del área, Cristina Ortiz, ha dimitido. Los nuevos nombramientos, argumentados en motivaciones políticas y sindicales, no hacen más que añadir más leña al fuego de un incendio que está acabando con el escaso prestigio que le queda a RTVE.

 

Trabajadores de la empresa pública están manifestando en los últimos días en redes sociales su discrepancia con la línea de actuación de los jefes, con el gráfico hastag #RTVEdeTodosydeNadie. No servirá más que para que se desahoguen, en esa casa las cosas son así y me temo no hay vuelta atrás. Determinados sindicatos tienen mucho que ver con la deriva del ente.

 

RTVE es una sombra de lo que fue, lo peor es que no será nunca la BBC de habla hispana, que era a lo que debería aspirar a ser tras la llegada y crecimiento de las cadenas privadas, según decía el mejor gestor que ha pasado por el centro territorial de TVE en Castilla y León, periodista y amigo, llamado Vicente Díez, quien conoció en primera línea las miserias de esa casa y las maldades de algunos de sus interesados integrantes. Acertaste compañero en que, al final, habría en esta tierra una televisión privada financiada con fondos públicos como fórmula económica menos costosa para los ciudadanos. Tú sí que sabías.

 

Tristeza y hartazgo siento por una empresa en la que creo pese a los pesares. Querido Vicente, allá donde estés, sé que tú me entiendes. Con las enormes potencialidades que tenía RTVE, ¿qué habéis hecho con ella quiénes habéis tenido o tenéis responsabilidades? Sin pudor alguno, ande yo caliente…

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: