Pedro original

Menudo Panorama

Pedro Santa Brígida
Periodista

La Isla de las Tentaciones, telebasura de éxito

Christofer%20y%20fani detail

El post del periodista Pedro Santa Brígida en Tribuna de Valladolid.

La deriva de las audiencias de la televisión me produce un cierto estado de perplejidad. Cada cual es libre de ver los programas que le vengan en gana, de elegir cómo pasar el rato, aunque personalmente considero que hay límites y rayas rojas audiovisuales que todos deberíamos imponernos. Nuestras neuronas mueren de muchas maneras, una de ellas es siguiendo determinados programas televisivos.

 

Las audiencias resultan un gran termómetro para comprobar cómo es la sociedad en la que vivimos, cuáles son las empatías, las fobias y los intereses ciudadanos y hasta qué punto tragamos con las parrillas de programación que nos venden las sesudas mentes que se dedican a la producción audiovisual y a fabricar dinero. Aunque no se debe generalizar, cada día creo más en que la telebasura está invadiendo nuestro mundo. Y nuestras mentes.

 

La sociedad del siglo XXI es distinta a la de hace unos años, la variedad de herramientas y dispositivos con los que seguir cualquier producto audiovisual ha generado nuevos comportamientos individuales y colectivos. La televisión a la carta está cambiando los hábitos de consumo, Netflix, HBO, Amazón, Sky y demás plataformas de pago ganan terreno cada día a los canales tradicionales y el personal, que necesita distraerse y relajarse ante las diarias exigencias vitales, se adapta como puede, como sabe o como le dejan.

 

Hace semanas que conocidos y amigos me hablan y hasta me aburren con La Isla de las Tentaciones, un programa de Cuatro que parece que está resultando todo un éxito… Lo intenté ver. Digo intenté porque aguanté unos veinte minutos. Seguramente el problema es mío, pero no puedo con este tipo de espectáculos lamentables, guionizados con tramas a menudo preparadas, con más truco que trato. El morbo a través del plasma no me mola, pero a un montón de gente parece ser que sí.

 

Este reality show de moda está arrasando en cuotas de pantalla (26,9%) y en número de espectadores (3,1 millones) en el horario prime time. Ha sido el programa más visto del día, ha superado esta semana al famoso Hormiguero, a la peli de homenaje al desaparecido José Luis Cuerda en TVE1 y, por supuesto, a los informativos y demás espacios programados a esas horas.

 

El genio que caviló este programa, que consiste en llevar a cinco parejas guapas a una isla paradisíaca para después tentar a ellas y a ellos con otros y otras en presunto estado de soltería, seguramente ganará más dinero que el mismísimo cirujano Pedro Cavadas. Así nos va. Reconozco que el programa está bien realizado, que tiene una buena post producción y que la cantante Mónica Naranjo le gusta a la cámara, aún así es disparatada tanta audiencia. De hecho, este mismo formato fracasó no hace muchos años, luego lo que ha variado es el gusto del espectador.

 

La Isla de las Tenciones no es más dañino que los Sálvame, Gran Hermano, Supervivientes, etc. en sus distintas versiones. Para mí, con todo el respeto, representan sencillamente la telebasura en estado puro, ese perjudicial entretenimiento que embrutece a las nuevas generaciones y que atonta a los que ya no somos jóvenes.

 

Entiendo la lucha por las audiencias, el ansia por el efímero éxito, la obsesión por ganar dinero fácil, por el minuto de gloria y hasta concibo que las cadenas intenten engendrar a más ‘belenes esteban’ para aprovechar y explotar hasta la saciedad después en otros programas… pero lo siento, no lo comparto pese a su éxito. Me parece bazofia barata para consumo de una sociedad anestesiada.

 

Lo dicho, la culpa seguramente es mía. La televisión no es responsable, lo es el balance de resultados. El maldito parné. Y yo haciendo publicidad gratis de este bodrio…

Comentarios

Marga 06/02/2020 10:35 #1
Opino lo mismo, la telebasura hace mucho daño, sobre todo a los niños y jóvenes

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: