Pedro original

Menudo Panorama

Pedro Santa Brígida
Periodista

Lexit: La Autonomía del Reino de León

Alfonso%20fern%c3%a1ndez%20ma%c3%b1ueco%20alcalde%20le%c3%b3n%20jos%c3%a9%20antonio%20diez detail

El Blog de Pedro Santa Brígida en Tribuna Valladolid.

Extraña resulta esta autonomía de Castilla y León, donde el sentimiento regional no termina de fraguar después de 37 años de convivencia administrativa. Dice el Estatuto de Autonomía que está formada por dos históricas regiones, aunque aparentan ser unas cuantas más a tenor de lo que nos encontramos si recorremos su extensa geografía.

 

Castilla y León nació como tal por el capricho de intereses políticos de los partidos mayoritarios y con el empuje de la ambición de un leonés, Rodolfo Martín Villa, a quien se atribuye el ansia de convertirse en aquel entonces en presidente de esta comunidad autónoma, toda vez que su porvenir como ministro de la época tocaba a su fin. Los primeros presidentes autonómicos repetían hasta la saciedad que había que “coser” esta tierra y que era imprescindible el reparto de las instituciones y los organismos públicos entre las nueve provincias para que los ciudadanos se sintieran partícipes de la cosa pública común. Algo se ha avanzado, pero no se ha conseguido un sentimiento identitario.

 

Y no se ha conseguido, entre otras razones, porque la acción política, social y económica no ha sido suficiente ni eficaz y también porque algunos políticos no hacen más que enredar. El pasado mes de septiembre el concejal del PP del Ayuntamiento de Valladolid y ex presidente de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago Juárez, volvía a cargar el arma del frentismo, reclamando que Valladolid fuera nominada oficialmente capital de la autonomía, cosa que ocurre de facto y que generó la correspondiente polémica. Unas semanas más tarde, el alcalde de Pucela, el socialista Óscar Puente, reclamaba que se concentraran las inversiones públicas de la Junta en su ciudad, generando el malestar del resto vecinos de otros pueblos y ciudades. Para rematar la faena, hace unos días el alcalde de León, José Antonio Díez, del PSOE, se ha despachado a gusto pidiendo la autonomía para el antiguo Reino de León. Habría que preguntar a zamoranos y salmantinos qué opinan al respecto.

 

A la provincia de León le va de pena desde que se constituyó el mapa territorial autonómico, ha perdido más de 40.000 habitantes, ha vivido la cruda reconversión del sector minero, del que dependían miles y miles de puestos de trabajo directos e indirectos, ha perdido la pujanza del sector agroganadero que tuvo en su día y no ha conseguido inversión industrial de entidad en las últimas décadas. Los leoneses tienen razones sobradas para no estar a gusto con el sistema establecido. Sin embargo, la responsabilidad principal no es de la comunidad autónoma, ni de Valladolid. Mis paisanos deberían preguntarse primero qué han hecho los políticos -y sindicalistas- leoneses para, al menos, haber paliado lo que está sucediendo a nivel económico, y después escrutar los gobiernos regionales que se han sucedido durante todos estos años. Por último, analizar cómo ha redistribuido la riqueza el Estado Central desde 1983.

 

Actualmente, en León cogobierna la UPL (Unión del Pueblo Leonés) con el PSOE en el Ayuntamiento de la capital y en la Diputación, además de en otros numerosos municipios. Como ocurre a nivel europeo con el Reino Unido y en el ámbito nacional con Cataluña, aunque por motivos distintos y con algún nexo común, ahora también sube enteros el Lexit (la separación de León de Castilla), cuyos promotores demandan una consulta legal y que están a la expectativa de los previsibles cambios que pueda haber en la Constitución en un futuro no muy lejano.

 

Fuegos de artificio para entretener al personal, pan y circo que decían los romanos, fútbol que entretenga a las masas en el lenguaje de algunas dictaduras… Determinados profesionales de la política no aprenden y atizan fuegos que en absoluto figuran entre las preocupaciones principales de la inmensa mayoría de los ciudadanos; dichos pirómanos calientan al personal, consiguen titulares de prensa, que hablemos de ellos y hasta que un montón de personas los vean como nuevos mesías salvapatrias, cuando ellos mismos son cómplices de los problemas sociales que no terminan de resolverse.

 

En Burgos y en Salamanca, por no citar otros rincones de esta Comunidad, se pueden escuchar habitualmente quejas contra Valladolid y el centralismo. En mi modesta opinión, León no cuenta con el apoyo de Zamora y Salamanca para esta aventura territorial y ese afán autonomista de León Solo al que aspiran un montón de leoneses es legítimo, incluso entendible, pero ni es práctico ni inteligente en los tiempos que corren.

 

Comentarios

José María Manuel García-Osuna y Rodríguez 13/06/2020 12:52 #8
Me resulta sorprendente e inexplicable, que tenga 83 lectores en contra de mi humilde aserto, y persona, como historiador (200 trabajos, 105 conferencias y 5 libros) y médico, de defensa de la identidad legionense. Más, si cabe, por causa y razón de leoneses helmanticenses que, parece ser, que no contemplan a la magnífica provincia legionense-de-Salamanca paupérrima y misérrima, por causa del Engendro Autonómico de Lleón y Castiella. ¡Inexplicable seguir empecinados en el error! Y, para más inri, el conspicuo leonés Pedro Santabrígida se transforma en un metrónomo de inteligencias y practicidades, sobre si ye o non la Autonomía del Reyno de Lleón. ¡quosque tandem abutere, Petrus, patientia nostra! Y me disculpo, fervientemente, por seguir luchando por la identidad, con mayúsculas, de mi tierra-PAÍS LLIONÉS (SALAMANCA+ZAMORA+LEÓN)
José María Manuel García-Osuna Rodríguez 08/03/2020 12:28 #7
Me agrada lo de su "modesta opiniòn", aqunque esconde un malicioso sofisma. Zamora (59%) y Salamanca (56%) no lo apoyan, ¿usted escribe por todos los leoneses de Zamora y Salamanca, o se refiere a los políticos? Como que no es práctico ni inteligente abandonar el Engendro Autonómico de Lleón y Castiella, que pisa continuamente la identidad del País Llionés, su historia con mayúsculas, etc. economía, cultura..., no lo será, con todo respeto, para usted. El Engendro birregional arrasó la celebración de la Universidad legionense de Salamanca por Alfonso IX de León. Los que piensan como yo no queremos estar, en ninguna circunstancia, con Castiella la Vieja. Terminaré. Y como decía Stanley G. Payne: «EL REINO DE LEÓN CONCEDIÓ MAYOR RECONOCIMIENTO LEGAL A LOS INTERESES DE SUS DISTINTAS REGIONES, CIUDADES Y CLASES SOCIALES QUE CUALQUIER OTRO SISTEMA DE LIBERTADES LOCALES EN LA EUROPA DE LA ALTA EDAD MEDIA».
José 08/03/2020 00:24 #6
León, Zamora y Salamanca LEXIT. Llegar llegará. Tiempo al tiempo.
soto 07/02/2020 19:55 #5
leon tuvo reyes antes que castilla leyes autonomia ya
angel 05/02/2020 17:37 #4
leon cabeza de leon no cola de raton autobnomia ya
angel 21/01/2020 19:15 #3
autonomiadeleon ya
Motri 16/01/2020 14:57 #2
Viva la autonomía leonesa
Pello 16/01/2020 09:35 #1
Viva El Bierzo libre

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: