Arévalo, qué ver en este rincón de Ávila
Cyl dots mini
Nomadas original

Nómadas Ocasionales

Nómadas Ocasionales
El blog de viajes en Tribuna Valladolid

Arévalo, qué ver en este rincón de Ávila

Hoy nos desplazamos a la provincia de Ávila para conocer Arévalo, uno de los rincones con mayor concentración de patrimonio e historia por kilómetro cuadrado y de un potencial turístico enorme.

 

Accedemos a Arévalo cruzando el puente de Medina y dejando a un lado el arco del mismo nombre. En las cercanías de este lugar aparcamos nuestro coche para caminar por uno de los rincones más bonitos que hemos conocido últimamente.

 

Nuestra primera parada es la iglesia de San Miguel para, a continuación, recorrer la calle del mismo nombre que nos llevará hasta el Palacio Valdeláguila y Cárdenas. Este palacio, en estado de abandono, debió de ser imponente en la época y esperamos que pronto recupere su esplendor pues Arévalo lo merece.

 

Reanudamos la marcha para visitar la puerta de Alcocer que daba acceso a la antigua ciudad amurallada y, a día de hoy, nos permite entrar en la Plaza del Real. El siguiente destino es la iglesia de Santo Domingo, el verraco Cárdena y la iglesia del Salvador para, acto seguido, comprar unas pastas de té en la calle Zapateros.

 

Mientras nos comemos las pastas, llegamos a la Plaza de la Villa donde nos encontraremos rodeados de varias joyas como son la iglesia de San Martín, las casas de arquitectura tradicional, Santa María la Mayor y la Casa de los Sexmos, actual Museo de Historia.

 

Completamente enamorados del lugar, partimos hasta el Castillo de los Zúñiga. Aquí terminamos nuestra visita poniendo un broche de oro a esta visita que nos ha dejado con un sabor increíble y un recuerdo imborrable.

 

Puedes conocer la ruta de forma más extensa pinchando aquí.

 

¿Quién somos Nómadas Ocasionales? Conócenos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: