Silueta raul garcia diaz original

Para profesionales

Raúl García Díaz
Reflexiones y consejos para verdaderos profesionales, independientemente del puesto y del sector en el que trabajen.

Cuatro consejos para desconectar de verdad durante las vacaciones

Vacaciones detail

Una de las peticiones más habituales cuando imparto cursos de productividad personal es cómo conseguir desconectar de verdad en el día a día. Es decir, cómo conseguir que el tiempo que uno pasa fuera del trabajo la cabeza no vuelva una y otra vez al trabajo. Es cierto que no existe un interruptor en el cráneo que permita desconectar ciertas partes del cerebro para bloquear esos pensamientos intrusos relacionados con los quehaceres laborales, pero desde luego una de las cuestiones que funcionan es utilizar ciertas pautas y ser perseverante en su utilización. Si la desconexión mental es algo muy deseable en el día a día (y así debe ser), mucho más en período vacacional, por eso ahí van tres consejos que te serán útiles para lograr una desconexión mental durante tus vacaciones.

 

Vaya por delante que no creo en la desconexión total. "Pues sí que has empezado bien con los consejos", pensarás. Pues tienes razón. ¡He empezado negando la mayor! Pero me explicaré. Hay dos razones por las que creo que no se puede desconectar totalmente. La primera es que es imposible controlar al 100 % los pensamientos que tienes. Si te digo «no pienses en un elefante blanco», probablemente pienses en un elefante blanco. No puedes tener un control absoluto sobre lo que piensas o dejas de pensar. El ser humano no tiene esa facultad. Tenlo en cuenta.

 

La segunda razón es que no vas a poder desconectar por el tipo de trabajo que tienes. Te parezca bien o mal, los trabajos que desempeñamos actualmente no son como los trabajos de mediados del siglo XX, que se caracterizaban por "hacer, hacer y hacer". Ahora los trabajos tienen un gran componente de "pensar, pensar y pensar", por lo que puedes estar trabajando en cualquier parte el mundo porque en cualquier parte del mundo puedes pensar (ojo, no hace falta tener conexión a internet para pensar). Y si eres, como creo, un profesional, te habrás dado cuenta de que muchas veces trabajas de manera inconsciente.

 

A pesar de todo lo expuesto hasta el momento, si sigues los cuatro consejos que te propongo a continuación estoy seguro de que desconectarás mucho más durante tus vacaciones:

 

  1. Mi primer consejo es que leas el artículo entero. Sé que has venido directamente a leer los cuatro consejos empezando por este primero, pero si no lees los párrafos anteriores te habrás saltado información muy importante sobre porqué es imposible desconectar mentalmente. En serio. Léelos. Gracias.
  2. El segundo consejo es que dejes todo bajo control antes de irte de vacaciones. Sí, sé que llegas exhausto a tus vacaciones (mal hecho, pero la realidad es esa), aún así dedica el último día a recopilar, organizar y apuntar todo lo que dejas pendiente. Lo ideal es tener esta lista de tareas al día durante tu trabajo, pero si no es así dedica el último día de trabajo a tener la seguridad de que lo dejas todo, absolutamente todo, controlado. Es decir, apuntado y organizado.
  3. El tercer consejo es que si en algún momento durante tus vacaciones te asaltan esos pensamientos automáticos, perturbadores e inevitables sobre tu trabajo, sácatelos de la cabeza inmediatamente y apúntalos. Además decide qué hacer con eso que te ha descentrado de tu relax vacacional. Habrá cosas que quizá tengas que hacer inmediatamente porque no caíste en la cuenta de dejarlo cerrado antes de irte de vacaciones: pues hazlo y ya está (no sigas sufriendo). Si es algo que puedes aplazar hasta tu vuelta al trabajo, apúntalo para recordarlo después de tus vacaciones y ya está.
  4. El cuarto y último consejo es que realices actividades durante las vacaciones que absorban tu atención al máximo. Esa actividad puede ser un deporte, leer una novela o incluso ver una película o hacer un maratón de una serie. El objetivo es llenar tu mente de estímulos que dificulten a esos pensamientos apoderarse de ti.

 

Si ya has cumplido con tu período vacacional, aunque sé que estos consejos llegan tarde, espero que lo hayas disfrutado. Si estás cumpliendo con tus vacaciones actualmente no sé qué haces leyendo esto, pero aún así espero que estés disfrutando de tus vacaciones y pongas en práctica los consejos que puedas. Y si aún no has cumplido con tu período vacacional, espero que pongas en práctica los cuatro consejos y disfrutes de tus vacaciones.

 

Gracias por leer.

 

Raúl García Díaz es director de la consultora de recursos humanos Entrepersonas

www.entrepersonas.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: