Coronavirus, opiniones, reflexiones, situaciones y actuaciones
Cyl dots mini

Coronavirus, opiniones, reflexiones, situaciones y actuaciones

Vi el jueves por TV parte del debate, estaba escuchando a Adriana Lastra, culpando y llegando casi al insulto a la derecha y la, para ellos, ultraderecha y a sus líderes, y me parecía que estaba hablando de si misma y de su partido, es que lo clavaba. Mentirosos, si tuvieran algo de vergüenza estarían calladitos, o al menos entonarían algún mea culpa.

 


Decía también Adriana, con todos sus santos, que íbamos a salir de esta crisis sin dejar a nadie atrás, se olvidan hasta de los muertos, pues, que yo sepa, desde que Jesucristo resucitó a Lázaro, no se ha vuelto a repetir el fenómeno, y hasta puede que la narración de ese hecho, fuera una mentira propagandista al estilo de aquellas a las que el gobierno y sus lacayos mediáticos, nos tiene acostumbrados.

 


Acusaba también a la oposición de un comportamiento rastrero y desleal, que les acusaban hasta de asesinos. Culpar al Gobierno de la multiplicación de contagios y muertes no significa tratarle de asesino, puede que algún despendolado lo haya hecho, en todas partes los hay, y sobre todo en la izquierda, recordemos cuando se acosaban las sedes del PP en otro tiempo, y que gritaban los energúmenos, azuzados por su incondicional y chupón Ferreras, el de camisa como el alma, y ningún representante del partido socialista salió a condenar los actos. Les vino como dios la muerte de doscientos españoles, y bien que lo explotaron para ganar las elecciones, con una mezquindad sin límite. Quieren hacernos creer que no saben que, les guste o no, se puede ser culpable de cientos de muertes y no ser un asesino

 

. Alguna jurista, que la tienen, podría explicar, a la abundancia de tarugos y malintencionados en sus filas, la diferencia entre culpa y dolo, aunque con ellos uno tiende a pensar si resulta apropiado. Permitir partidos de futbol y otros actos multitudinarios, a últimos de febrero y primeros de marzo, y supeditar la toma de medidas hasta celebrar la manifestación del 8 M, para no enfadar a la pareja de Galapagar y dar gusto a la ministra que animaba a acudir a las mujeres porque les iba la vida en ello, mira por donde hasta el más negado alguna vez acierta, sabiendo, como ahora sabemos, lo que sabían, es una actuación criminal.

 


Vuelve a salir el Sr. Illa por la tele, normalmente acompañado del Sr. Simón y algún que otro ministro o responsable, ha salido hasta Pablo Iglesias, por cierto, responsable de asuntos sociales, el y su compañera y que no han aportado absolutamente nada, pero es que nada de nada, para ayudar en la crisis, y mira que tienen responsabilidades, ministerios y vicepresidencias que solo sirven como agencia de colocación de amistades. Salen todos ellos por la tele para contarnos lo que ya nos han contado los medios, y teniendo que desmentir sus apoteósicas meteduras de pata anteriores, algunos, más que ministros, parecen malos asesores, les pagamos por darnos la vara y contarnos lo que ya sabemos que nos van a contar y no nos creemos. Aburrís, si al menos ofrecierais una buena actuación, mostrando arrepentimiento y, alguna vez, auto disciplinándoos con un buen zurriago, tendría un pase.

 


Estoy un poco confundido con el trato que se da, y no solo por el gobierno, a China, como se elogia la ayuda prestada, se olvidan que también ha habido estafas, cierto que hay que ser agradecidos, pero mi opinión es que toda la ayuda que china pueda prestar a otros países afectados, la debe, ¿o nos tenemos que olvidar de donde y como salió el virus?, y no quiero profundizar en otras cuestiones y dudas concitadas.

 


Muchas veces he oído que no hay nada mas gilipollas que un obrero de derechas. Pensándolo bien tiene algo de lógica y sería cierto si los partidos de izquierdas dieran más trigo,
en lugar de procurarse lo mejor de la cosecha, y predicaran menos. Porque mira, ser de izquierdas y votar a un partido que tiene como líder a Pablo Iglesias echa por tierra y entierra a considerable profundidad la anterior afirmación. Sabido es que a todo hay quien gane. No olvidemos tampoco a los votantes socialistas, que asisten al espectáculo, consentido por Pedro Sánchez, que no sé a qué espera para eliminar elementos tóxicos del gobierno. A esos votantes socialistas que son gente sensata y tienen ideas claras, acertadas o no, pero dignas de respeto, cuando recuerden el último día que fueron a votar, les tiene que brincar el estómago mas que al caballo que se tragó una llave inglesa del 32.

 


Dice Pablo Iglesias que el coronavirus entiende de clases, ¿en qué pensará?, puede que en aquello de que bicho malo nunca muere, o puede que lo que le preocupe sea que el virus ataque mas a la izquierda y se atasque la sanidad privada, sobre todo si los afectados son altos cargos del gobierno y miembros del PSOE y Podemos. Pablo Iglesias prefiere que el vecino se muera antes de consentir que se le preste ayuda por una entidad privada, otra cosa sería que el afectado fuera él o su familia.
A Pablo Iglesias le vendría mejor llamarse Pablo Casatemplo, al fin y al cabo, son sinónimos y quedaría mejor definido, por una parte, porque tiene una casa tan grande como un templo y por otro porque un templo es la casa de un dios y el debe considerarse, por lo menos, un semidios, no hace tanto tiempo hablaba de asaltar el cielo y camino e intenciones lleva.

 


Y hablando de casa, ya que la tuya no es, ni de lejos, un pisito de reducido tamaño, quizá con una buena distribución y la división con los tabiques necesarios, podría darse cobijo a media docena de familias, de las que no van a poder pagar el alquiler, pero eso no, mejor que no cobren los caseros que, como propietarios que son, no pueden ser buena gente, eso se queda para ti y tus correligionarios pensantes de que lo tuyo es tuyo y lo de los demás de todos. Verás, hay muchos propietarios que los ahorros de su vida están en la vivienda que ocuparon hasta acabar en una residencia, y que el alquiler de su vivienda es lo que les permite dignificar su vida complementando una exigua pensión y aunque fuera un fondo, buitre o no, se debe tener en cuenta que la renta de estos fondos también ayuda a ancianos que en ellos han invertido sus ahorros, así que cuidadito con lo que se hace, que sois como Pancho Villa, primero fusiláis y después averiguáis, peores, porque vosotros vais con peores intenciones.

 

En lugar de ayudar a los inquilinos que no puedan pagar, es mejor repartir una renta básica, así podemos decidir quien la merece y quien no, si además lo complementamos con el reparto de cartillas de racionamiento que, dios no lo quiera, camino llevamos, se os pondría a huevo. O sea, que puede haber ancianos a los que, además de haber abandonado a su suerte en las residencias, queremos privarles de un ingreso que necesitan, de vergüenza, ¡ah! no, que vamos a legislar calificando ciudadanos, premisa fundamental, para tener derechos hay que ser de Podemos o pobre de solemnidad y además demostrarlo.

 


Sin empaque ni vergüenza, Pablo se atreve a proclamarse como defensor del pueblo. Anda Pablo, descuélgate al pozo de una mina abandonada y encarga a alguien que corte la cuerda cuando llegues al fondo, voluntarios iba a haber para formar un ejército.
Y que decir de esos medios de comunicación que han recibido diecisiete millones de euros para que no se rebelen y sigan siendo la voz de su amo, que pagan sueldos millonarios a sus principales figuras, dinero público recibido de un gobierno que hace pagar la seguridad social a autónomos que se han visto obligados a cerrar sus negocios. Otra inmundicia moral más.

 


Hay espacios televisivos que manipulan y sueltan tales aberraciones que, para alguien con un mínimo de sensibilidad, resultan vomitivos, Al Rojo Vivo y Espejo Público entre ellos.
Sacan a actores, deportistas, artistas varios y personajes farandulescos, hasta políticos y de derechas, con cara de satisfacción, como si estuviéramos de fiesta, para decirle a la gente lo chchipiruli que somos, lo bien que llevamos la cuarentena, que esta pandemia está sacando lo mejor de cada uno, que cada día que pasa queda un día menos, nos ha fastidiado, a algunos para morirse, ¿por qué no preguntáis a algún afectado a quien se le haya muerto un familiar sin poder despedirse de él?, igual no está tan contento, así que de paso le podéis decir que además de cantar el “Resistiré”, que cante también el corrido mejicano “Ay, ay, ayayay, canta y no llores…….”, para que alegren sus corazones”, no te jode.

 


Personajes que expresan sus relevantes opiniones sobre la materia, opiniones, parece ser, más valiosas que las de epidemiólogos, científicos, médicos, etc. que, seguramente saben algo más que Fernando Alonso, Santiago Segura, Carlos Latre, Lolita, Iker, etc. Vale, para animar a la gente puede tener su aspecto positivo, pero tanta exageración ya resulta cargante y hasta contraproducente, parecen cortinas de ocultación, además, él abuso de narcóticos crea adicción y pierde eficacia. ¿Por qué es tan escasa la participación de personas con autoridad?, ¿quizá porque pueden decir verdades incómodas para el gobierno?

 


Repiten, repiten y repiten mentiras y medias verdades, con la recalcitrante intención de convencer a la gente de que son verdades. Entrevistaba Susana Grisso, no recuerdo a quien, haciéndole las preguntas sesgadas, como es costumbre en el medio, hay que ganarse el unte recibido, de las respuestas sacaba y repetía, repetía, repetía y repetía, que las estadísticas avalaban la conclusión de que éramos los segundos en todo, en contagios, en muertos, en hospitalizados, detrás de Estados Unidos. Como pueden creer que todos sus televidentes son tan imbéciles que pueden convencerlos de que un ratón pesa como un elefante, por supuesto que ocultó el dato más relevante, que no es otro, que el número de contagiados y muertos por habitantes, que ahí ganamos a todo el mundo, además con avaricia, al menos de momento, porque cierto es que hay más gobiernos a quien ha llegado el contagio más tarde y, como el nuestro, además han tomado medidas tarde y mal y lo van a pagar, esto todavía no ha terminado.

 


Entrevistó Susana Grisso a Andrea Levy, estos de la derecha, mendigando televisión, se comportan como corderitos al degüello, yo ya no sé si cobardes o tontos o las dos cosas. ¿Pues no la pregunto que le parecía la frase “de Madrid al cielo”?, y se lo repitió tres veces, se lo decía como si la estuviera haciendo un elogio, pero con una mala leche de víbora silbante, y Andrea balbuceando y saliéndose por la tangente, mira Andrea, si la Susana o el Sursuncorda, me hace a mi semejante observación, le mando, a gritos ,con mayúsculas y una retahíla de palabras contundentes y malsonantes, a tomar por donde ya sabes y de paso que se meta el programa y Antena tres entera, por el mismo sitio. Quiero pensar que, después de terminada la emisión, la llamarías, es tan mala que con tal de hacer daño te hubiera sacado en directo para dejarte mal, igual así sería mas conveniente, aunque habría que haberla visto la cara y que hubiera hecho. También muchos televidentes te hubieran aplaudido si te hubieses acordado de la leche que mamó, se lo merecía.

 


También entrevistó a José Bono, hombre, señor Bono, le he visto a Vds. en mejores actuaciones, nunca me ha despertado Vd. excesiva simpatía, pero si respeto. Estuvo Vd. mal, muy mal, de vergüenza. Puso Vd. a parir a la oposición, llegando en algunos momentos hasta el insulto, con ira y una rabia por momentos incontenida, vale que estuviera Vd. muy dolido por el ataque al novio de su hijo, pero un profesional como Vd. debe contenerse, comprendo que si lo que se ha difundido es un bulo, esté Vd. muy indignado, pero parecía que hasta de eso culpaba Vd. al PP. Mal, muy mal por parte de quien crea y difunde bulos y calumnias y que caiga sobre ellos todo el peso de la ley, sean quienes sean, pero me daba la impresión de que se equivocaba de diana y además aprovechar para elogiar al gobierno, le deja a Vd. en mal lugar.

 


Otro asunto es el de los irresponsables que se pasan la orden de confinamiento por el arco del triunfo, poniendo en peligro a los vecinos de su segunda residencia o lugar de vacaciones. Dejemos de fijarnos solamente en el madrileño que se desplaza a pasar la Semana Santa en Las Navas del Marqués, al que también hay que dar bien, la medida debería ser global, al igual que la pandemia, y al redactar las órdenes y el régimen sancionador, debería tenerse en cuenta la renta y el patrimonio del denunciado y hasta, si fuera necesario, investigar sus signos externos de riqueza. Las sanciones deben tener como objetivo obligar a cumplir las leyes y deben hacer daño al sancionado, no es lo mismo meterle 300 euros a alguien a quien esa sanción deja a patatas y repollo durante dos meses que a alguien que 300 o 3.000 se la refanfinflan. Yo se de uno que se largó, del centro de la pandemia en Italia, a Madeira, en los primeros días del inicio de contagios y que además en Madeira no debe llevar un comportamiento muy ejemplar, a ese le metía yo cien millones y me quedaba mas ancho que pancho, bueno no, con cierto desasosiego por haberme quedado corto.

 


Por último, me parece estupendo que se obsequie a los trabajadores sanitarios con aplausos desde los balcones, pero ya cansa, creo que ya se han enterado de que tienen el respeto y el aprecio de la sociedad, no es para menos, teniendo en cuenta que al hacer su trabajo arriesgan su salud y hasta su vida, y varios la han perdido. No estaría mal recordar que, se les envió a las trincheras a pelo y después de los aplausos, obsequiar al gobierno con una buena cencerrada, a ser posible con zumbos como la Campana Gorda de Toledo.

 


Amigo lector, discúlpame por haberme extendido tanto y espero que hayas tenido paciencia para acabar todo el texto, prometo que la próxima vez seré mas breve. A los lectores menos amigos, a los que no están de acuerdo con lo que digo, que sepan que algunas veces no estoy de acuerdo ni yo mismo, incluso a aquellos que me tengan un poco de manía, también les agradezco que me lean, y que me parece bien que discrepen, cada uno tiene sus valores y es dueño de sus sentimientos.

Comentarios

Girona 08/11/2020 15:50 #1
No e escuchado en ningún medio ni a nivel de profesionales de la salud sobre la responsabilidad de los chinos que son los responsables de esta pandemia. Porque devemos hacernos cargo de todos estos problemas, la gusticia no tiene poder de hacer responsable al país de esto.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: