Encuentros y desencuentros
Cyl dots mini

Encuentros y desencuentros

Así que el encuentro entre Pedro Sánchez e Isabel Ayuso, celebrado con toda clase de pompa y acompañamiento de medios, costumbre de nuestro presidente para que el pueblo se entere de lo chachipiruli que es. Solo faltó una banda de sacabuches, dulzainas, pínfanos y tamboriles para acompañar y unas tubas romanas en los balcones para anunciar al pueblo la buena nueva.

 

Parece que el ofrecimiento de colaboración del gobierno nacional con el autonómico fue una pantomima, visto lo que ha sucedido después, más bien parece que el encuentro se ha convertido en un desencuentro o ya lo fue en el mismo momento, si esto pasa en Barcelona, hay hostias hasta en los conventos y no de las de pan ácimo.


El hecho me recordó el relato de aquel paseante por la campiña que se topó con un precipicio y cayó en él, pudiendo asirse a una raíz arbórea que sobresalía de la pared, quedó colgado en el abismo. El colgado, pedía a gritos socorro y preguntaba si había alguien que le pudiera ayudar. En esto se oye una voz que decía – hijo mío, soy dios, no te preocupes, confía en mí, suéltate que mis ángeles te recogerán-, a lo que el desesperado contestó - bueno sí, ¿pero hay alguien más? -. ¿Encuentran Vds. alguna semejanza con personajes reales que no sea una mera coincidencia?, o ¿necesitan alguna pista?


El anuncio de la subida de IVA a la educación y sanidad privada es algo que merece una amplia y convincente explicación, no se entiende muy bien que se ayude al turismo, la hostelería y el ocio, hasta el punto de no declarar estado de alarma para no perjudicarles, y que conste que no tengo nada en contra de esos sectores, y sin embargo se perjudique a unos servicios de primera necesidad, ¿es que los empresarios y trabajadores de la enseñanza y de la sanidad privada, son ciudadanos de segunda?, verá Vd., si hay abusos que se les aplique la ley, los abusos no justifican el ataque a todo un sector.


A estos hipócritas que nos gobiernan, que les importa si se suben costes, si ellos se lo pueden permitir y usar y abusar de ambos sistemas, el público y el privado. Debería estar prohibido a todo gobernante el uso de servicios privados siempre que exista su equivalente público, y especialmente a aquellos que tanto atacan lo privado en sus discursos, pero luego lo prefieren, como estamos hartos de ver.


Ni falta que hace que lo expliquen, no lo van a hacer, y en caso de que lo hicieran, nos mentirían como bellacos, es la costumbre. Las intenciones son claras, otro palo a la clase media que, desde la crisis del 2008 y el nefasto gobierno de Zapatero, hasta hoy, se ha reducido en más de un 70%, es lo que a ellos les conviene, que en España solo existan ellos y la miseria.


Si nos cargamos la clase media, que es la que hace posible los regímenes democráticos, acabaremos, irremediablemente, en una dictadura, de uno u otro signo, da lo mismo, los extremos se tocan, si no hay dictaduras buenas, cualquiera que surja de una situación de extrema desigualdad, siempre será de las peores, es condición sine qua non para su existencia.


Bueno, y a otra cosa mariposa. Hay titulares de periódicos que no solo te sorprenden, hasta te patidifusan. Pues no leí uno el otro día que textualmente decía “La empleada del hogar de la podemita Rosell denuncia que en vacaciones la obligaba a ‘cuidarle el conejo’”. Joder con estos podemitas, me dije, recordando a Echenique cuando venía de Francia, pero no, lo que pasa es que hay periodistas que son muy cachondos y confunden, no, continué leyendo y no era lo que yo pensaba.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: