Otra triste semana
Cyl dots mini

Otra triste semana

Otra semana triste. Volvemos a comprobar como la brecha entre nuestros representantes se sigue ensanchando y profundizando y por tanto, como consecuencia el enconamiento de relaciones entre españoles, estamos a un tris de que lo que sucede en las comunidades autónomas de Cataluña y Vascongadas, se produzca en todo el territorio y no es otra cosa que habrá que poner especial cuidado en los comentarios que se hagan en público o ambientes restringidos pero no conocidos, si no quieres verte envuelto en algún fregado y que te monte un pollo algún fanático descerebrado que te esté escuchando, y no me refiero a comentarios injuriosos, basta una opinión que no guste aunque sea expresada con todos los respetos. De esto tiene casi toda la culpa el bajo nivel y mala estopa que abunda en nuestra clase política. Habrá quien insista en que tenemos lo que nos merecemos y que nuestros políticos no son mas que un fiel reflejo de la sociedad, pues será cierto, pero a mí no me vale, les aseguro que yo no he colaborado, en absoluto, a que tengamos el gobierno que tenemos y como a todo hijo de vecino me toca soportar.

 

Como de costumbre, el principal protagonista de la morralla política responsable del envilecimiento del ambiente, no es otro que nuestro aborrecible vice Pablo Iglesias que, como consecuencia de que es frecuente que quien mas habla es quien mas tiene porqué callar, le están partiendo los morros una vez detrás de otra, a ver si de una puñetera vez le hacen mella los mamporros que le atizan, aunque me da que gente así, antes se suicida que ceder voluntariamente un ápice, así que crudo lo tenemos si además el principal culpable de que sea vicepresidente y tenga a su mujer de ministra, haciendo también todo el daño que puede, es el presidente del gobierno.

 

Así que las graves consecuencias del ataque del coronavirus se van a producir antes de lo imaginado y a pasos de gigante, con la colaboración del gobierno. Se va la Nissan de Barcelona, pues que bien, y seguro que nada tiene que ver el trato recibido por el sector de nuestros lumbreras políticos, sobre todo los catalanes, que no han perdido ocasión de criminalizar al sector, ahora os atáis un dedo y le explicáis a toda la gente que se va al paro que es lo mejor para el país y para el medio ambiente. Claro, que menos hablar y culpar a los demás y tomar medidas, no sois tan listos, pues dejad que la Nissan se vaya y nacionalizar la fábrica a coste cero, que los japoneses estarán encantados de que nos la quedemos y nos hagamos cargo de todo el activo, incluido, claro está, el personal, así no hay costes de despido, por un tiempo y después los asumiremos entre todos. Creo que no es idea mía, algún listo ya lo ha propuesto, pues nada, nos quedamos con la fábrica y ponemos de jefe de ingeniería a Rufián, de paso le exigimos que deje de dar la vara en el Congreso y que se dedique a diseñar patinetes de propulsión a zapatazo, bicicletas y coches de pedales o movidos a zancadas, como los de los Picapiedra, además que hagan la promoción los tocayos de Pedro y Pablo Picapiedra, que ejerzan de trogloditas el presi y el vice. Sería todo un espectáculo ver a Pablo e Irene de camino a sus ministerios en troncomóvil, claro que no creo que fueran ellos los que empujaran el vehículo, ya se buscarían remeros con cargo al presupuesto, que pastar en él, conjuntamente con todo su rebaño, se les da de maravilla.

 

Para colmo y a la par, Alcoa anuncia el cierre de su fábrica en Galicia, y esta no es del sector del automóvil, más vale que no sea preludio del cataclismo que se divisa nos viene encima a pasos agigantados. Anda Pablo, aumenta impuestos para mantener el estatus de los políticos, ante todo vamos a asegurar nuestro momio y la compra populista de adeptos. Como va a ser rentable una factoría de producción de aluminio pagando la energía eléctrica a cojón de mico. Habéis convertido, entre todos, aquí no puede culparse solo a un gobierno, a las eléctricas, al igual que al automóvil, en gallina de oro fiscales, y la electricidad no es ningún lujo, el abuso tiene sus consecuencias.

 

Así que nada, Pablo, amigo y compadre de Rufián, vamos a nacionalizar Nissan y Alcoa, por algo se empieza, que importa el coste si podemos convertir a todos los trabajadores en funcionarios, aunque el resultado sea la ruina total y absoluta de las empresas, recordemos Suzuki. ¿Pero alguien tiene todavía alguna duda de en lo que te gustaría convertir a España?. Pues eso ya nos llevó a una guerra fratricida. Que no se vuelva a repetir.

 

Anda que la marrada del cese del coronel Pérez de los Cobos, con sus consecuencias, y la oferta, prácticamente simultánea, del ofrecimiento de aumento de sueldo, tantas veces prometido y nunca cumplido, a la Guardia Civil, no huele a cuerno quemado y compra de voluntades. Pero me da que con la Guardia Civil lo vais a tener crudo, es un cuerpo que todavía conserva valores que brillan por su ausencia en el gobierno. No creo que os vayan a agradecer algo merecido, sobre todo teniendo en cuenta que otras policías cobran mucho mas haciendo peor trabajo, por no entrar en actuaciones desleales. Con todo, no creo que sea el momento de subir sueldos, sino más bien de ajustárselo a quienes no se lo ganan, de todas formas, la bajada de pensiones y sueldos de funcionarios está al caer, solo queda pedir que no bajen mucho. Esta nueva jugarreta del gobierno, realizada por su nefasto ministro de interior, demuestra una vez más, que a esta gente no hay barrera ética ni moral, ni inmenso muro que les contenga.

 

No digamos del espectáculo del jueves en esa comisión, que llaman de reconstrucción y que solo va a servir para destruir, que dio el vice acusando a un partido más democrático y que representa a más españoles que el suyo, de golpista y la miserable actuación de Patxi López. Si hombre sí, Pablo, que aquí los únicos demócratas sois vosotros, tan demócratas que todo aquel que no este a favor de vuestra democracia es un fascista, facha, franquista, golpista e hijo de mala madre y al que estaríais dispuestos a exterminar para demostrar que defendéis como nadie la democracia y lo demócratas que sois.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: