PRINCIPIOS ÉTICOS Y MORALES
Cyl dots mini

PRINCIPIOS ÉTICOS Y MORALES

“Los principios morales y éticos nos obligan a todos sin excepciones; y están por encima de cualquier consideración, de la naturaleza que sea, incluso de las personas o familiares”.

 

Esta son las frases más resaltadas, por todos los medios de comunicación y personajes políticos, del discurso del Rey, unos valorándolas muy positivamente y diciendo que es mas que suficiente para manifestar su desvinculación con el padre, y otros que, eso y nada todo es nada.

 

Yo estoy más con los primeros que con los segundos, son mas comedidos, pero no quito toda la razón a los segundos. Todas estas frases estereotipadas están muy bien, pero demasiado manidas y muchas veces incumplidas y de eso los políticos saben un rato, tampoco es que merezcan ninguna credibilidad los que ven pajas en ojo ajeno y niegan las vigas en el propio, intentando hacernos creer a los demás que no existen y que ellos si son unos angelitos.

 

Los principios éticos y morales obligan a todos, cierto, pero hay muchos que no se dan por enterados. “Todos somos iguales ante la ley” y “la justicia es igual para todos”, otras mentiras, Juan Carlos I también lo decía en sus discursos y fíjate como nos salió y algunos estarían en la cárcel, y no en el gobierno ni el parlamento, si la ley y la justicia fuera igual para todos.

 

Teniendo en cuenta que se esperaba algo más, el discurso resultó insulso, pero no solo para quienes reclamaban el repudio del padre. ¿Qué pasa con el capítulo de unión entre los españoles y el respeto a la Constitución y a la Monarquía? Debería haber sido también el Rey mas explicito y señalar con inquina a quienes se quieren cargar el régimen y también, si también, la democracia, anda que no, como si todos fuéramos tontos. Debería haberlo hecho, muchos, además de agradecerlo, por rubricar donde y como y con quien está cada uno, hubieran gozado oyendo los ladridos.

 

Dicen que la mayoría de los españoles prefieren la república, porque ellos lo digan, pues mas bien parece que más de la mitad están muy conformes como están y a otros muchos les produce desasosiego el cambio o no saben ni lo que quieren. Algunos si lo saben, claro que lo saben, lo buscan y no les importan los medios para conseguirlo ni sus consecuencias.

 

Que la república es un buen sistema de gobierno, que está entre los mejores, sin duda, lo malo es que se le suele poner apellidos y entonces ya si que la fastidiamos, si hay que añadirla lo de popular, democrática, plural, etc. ya la pifiamos, aquí hemos tenido dos que acabaron en guerras y teniendo en cuenta que un proverbio dice que no hay dos sin tres, mejor atarse los machos. No parece que quienes aquí abogan por la república se estén fijando en la francesa, en la alemana, la canadiense o la estadounidense, por poner algunos ejemplos. Cualquier día tenemos de visita a Maduro y a Díaz Canel, Raúl Castro y el coreano no vendrán porque no son muy aficionados a salir de casa y para ellos Pedro y Pablo serán poquita cosa, eso sí, como esto no cambie a nosotros nos pueden joder vivos, me temo que ya han empezado. Pensar que podríamos tener como presidente de una república y jefe de gobierno a un individuo como Pedro Sánchez o Pablo Iglesias, o viceversa, no es que, de miedo, es que aterroriza.

 

En fin, Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo, que ni lo uno ni lo otro lo tenemos fácil. Ánimo que de todo se sale.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: