Ratas, coletas y virus tocando la pandereta
Cyl dots mini

Ratas, coletas y virus tocando la pandereta

 

Vidal Holgado

 

A Pablo Iglesias y compañera, los han echado de Felgueras. Hay que reconocer que el trato que reciben el vice y la ministra está mal, aunque sea merecido. Merecido porque, al fin y al cabo, le están dando de su propia medicina y por la sensiblería manifiesta de Pablo Iglesias, “no va conmigo el victimismo", dice. ¿Qué victima puedes ser tú que tienes una guardia pretoriana a tu servicio pagada por todos los españoles?

 

Víctima es ese matrimonio que va a visitar a sus hijos y cuando vuelve le han ocupado su vivienda y se ven obligados a buscar otro domicilio y meterse en un calvario judicial mientras el gobierno se preocupa más de los okupas. Víctima es esa anciana a la que un rumano ha puesto la cara como un eccehomo para robarle 40 euros.

 

Y son dos casos de los miles que se producen, casos de los que tú tienes bastante culpa. Eres vicepresidente, además de asuntos sociales, de un gobierno protector de delincuentes y que nos está llenando el país de gente sin oficio ni beneficio, de delincuentes, hasta de algún que otro terrorista y ahora también de infectados. Además, eres el líder de una formación protectora de delincuentes.

 

Hay que reconocer que sensible sí eres, basta verte llorar porque la gente no te quiere, y no te equivoques, no son solo los de extrema derecha, como tú les calificas, ni tan siquiera los de derechas, ni los de centro, reconoce, que lo sabes, que mucha gente de la izquierda no te puede ni ver. Que emoción, decías sentir cuando el jarabe democrático se lo aplicaban a otros.

 

Repito, ¿qué problema tienes tú, que te vas de vacaciones y te guarda tu vivienda proletaria la fuerza pública pagada con cargo al erario público. Si hay una vivienda merecedora de ocupación, con lo que no estoy de acuerdo, porque la propiedad debe ser sagrada, hasta la de aquel que la ataca, cuando es de otros claro está, es la tuya. Hay que ver cómo te has puesto porque alguien ha llamado coletas a una rata, pues yo tuve un vecino que tenía un perro que se llamaba Federico y un cuñado que se llamaba igual y no pasaba nada.

 

Tenemos encima el problema sanitario y económico, más grave de la democracia, y puede que, de antes, y el gobierno de vacaciones, ahora van a volver de prisa y corriendo, tarde, como siempre. Si hasta Fernando Simón, el que decía que aquí íbamos a tener cuatro casos importados, de la noche a la mañana nos dice que la cosa es grave, se está poniendo chunga y se va a armar la gorda, que no nos confundamos.

 

Tiene gracia lo de confundirnos, debe decirlo para que no le quitemos el monopolio, porque de confundirnos, al menos de intentarlo, porque muchos hace tiempo que no le hacemos ni puto caso, ya se encargaba él. Tenemos tan mala suerte y este tío es tan gafe, que, Dios no lo quiera, esta vez acierta, como el que se encontró la flauta en el prado.

 

Estamos a una semana de que comiencen las clases y el gobierno no tiene ni idea de lo que va a hacer. Ni el gobierno ni los diecisiete reinos de taifas. Una cosa está clara y es la puesta de manifiesto, una vez más, del desgobierno que sufrimos. Yo apuesto porque los colegios no se abren, si se abren, muchos padres van a optar por dejar a sus hijos en casa y otros no lo harán porque no se lo pueden permitir, que muchos, si no todos, si se abren, se van a cerrar en una semana.

 

Esto es mas intrigante que un relato de suspense. Y por qué pienso así, pues muy sencillo, los desgobiernos son tan ineficientes que van como tortugas detrás de un coronavirus que corre como una liebre y mientras discuten, aprueban y publican los acuerdos, ya se han quedado obsoletos.

 

¿Qué les ha parecido la defenestración de Cayetana? Yo no sé si está bien o mal, Pablo Casado es el jefe y está en su derecho, creo que cometió un error al nombrarla y se ha visto obligado a destituirla. Una cosa es clara, una mujer con las agallas de Cayetana, no tiene fácil encaje en un partido cobardica.

 

Es de suponer que habrán sopesado adecuadamente el número de votos que van a quitar a Ciudadanos, con los que van a ceder a Vox. Otra cosa es segura, que quienes han pensado algún día, alguna vez, que con Pablo Casado el PP se iba a desmarianizar, se van a quedar con las ganas de verlo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: