11.000 coches circulan cada día por los cuatro tramos más peligrosos de las carreteras zamoranas
Cyl dots mini

11.000 coches circulan cada día por los cuatro tramos más peligrosos de las carreteras zamoranas

Carretera convencional.

La N-122 concentra cuatro tramos de alto riesgo de sufrir un accidente según el estudio EuroRAPP. Suman 67 kilómetros desde Toro hasta Alcañices por los que circulan casi 11.000 coches cada día. El más peligroso, el de Fresno-Zamora.

EN DETALLE

 

Los 10 tramos con mayor siniestralidad son carreteras convencionales y tres de ellos están en Castilla-La Mancha, incluido el que lidera el ránking. Se trata de 11 kilómetros de la N-320 entre Casar de Talamanca (Guadalajara) y Algete (Madrid). Por este tramo circulan más de 3.500 coches diarios, una cifra considerada de baja densidad. Entre las características de estos kilómetros, Puerto apunta que "el 50 por ciento de sus víctimas son motocicletas".

 

Castilla y León, Cataluña y Andalucía aportan 2 tramos cada uno y Extremadura completa el listado con 1 tramo. Sin embargo, en términos generales, Cataluña con 7,8 por ciento y Castilla y León con 6,5 por ciento son las que mayor proporción de 'kilómetros negros' tienen en la RCE. Galicia se sitúa muy cerca también con un 6,3 por ciento.

 

Del mismo modo, Girona es la provincia española con mayor proporción de kilómetros de riesgo "muy elevado" respecto al total de kilómetros de la RCE existentes en la provincia. Junto a ella, Gudalajara, Sevilla, Palencia, Huesca y Lleida, tienen el doble o el triple de veces más riesgo "muy elevado" que la media de todo el país.

La N-122, una de las carreteras que cruza la provincia de Zamora, cuenta en su trayecto por la provincia con cuatro tramos de alta peligrosidad que suman 67 kilómetros. Esto la convierte, sin duda, en la más peligrosa para los conductores zamoranos porque, además, los tramos de mayor riesgo de accidente están repartidos en todo su recorrido por la provincia, desde Toro hasta Alcañices. Algo que indica que la conversión en autovía, exigida desde hace años, es necesaria.

 

Así se desprende del último informe EuroRapp, que analiza la peligrosidad de 4.000 kilómetros de la red de carreteras de España, entre las que están vías que acumulan más de la mitad del tráfico rodado que se produce cada año. Según el informe, de referencia en este campo a nivel europeo (va por su duodécima edición), un total de cuatro tramos en la provincia están clasificados como de riesgo elevado de sufrir un accidente. En total hay 2.669 kilómetros clasificados en este nivel de riesgo.

 

En el caso de Zamora, están todos en la N-122 y suman más de 67 kilómetros, que son buena parte del recorrido que hace por la provincia. Se trata, por orden de peligrosidad, de los tramos entre Fresno y la capital, entre Fonfría y Alcañices, entre Muelas y Fonfría y entre Toro y Fresno. En total, circulan por ellos casi 11.000 coches diarios según los datos de la intensidad media diaria de tráfico; precisamente el que está clasificado entre los más peligrosos, Fresno-Zamora, presenta el mayor tráfico de todos: más de 4.000 vehículos diarios.

 

La N-122 entra en la provincia de Zamora paralela a la atuvoía del Duero atravesando las poblaciones de Toro, Monte la Reina, Fresno de la Ribera y llega hasta la capital, donde enlaza con la N-630 y la A-66; desde Zamora la N-122  continúa en dirección noroeste atravesando las poblaciones de Ricobayo, Fonfría, Fornillos de Aliste, Ceadea, Alcañices y Trabazos, finalizando su recorrido en la frontera portuguesa. 

 

El estudio identifica los tramos de mayor riesgo de accidentalidad grave o mortal de la red vial, relacionando la accidentalidad de un tramo concreto con su intensidad media diaria de tráfico (IMD). Los criterios de análisis de esta edición son más exigentes, debido a que se han adaptado al objetivo europeo de reducción del 50% de la mortalidad de tráfico para 2020.