1,9 millones de euros para rehabilitar un centenar de viviendas antiguas en varios barrios de Benavente

Gobierno central y Junta firman el acuerdo para desarollar el área de rehabilitación ‘Benavente Fase III’ que afectará a más de un centenar de pisos.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha firmado esta mañana con el Ministerio de Fomento y los alcaldes de los ayuntamientos donde van a tener lugar las primeras actuaciones incluidas en el Plan de Vivienda 2018-2021 en materia de regeneración urbana y parque público de alquiler social, los acuerdos para financiar seis Áreas de Regeneración Urbana, con una inversión de 20.996.325 euros y dos promociones de viviendas destinadas a alquiler social, con una inversión de 6.977.116 euros. 

 

Se trata de las nuevas ARU de ‘La Cacharra’ en Ávila, ‘Ebro-Entrevías Fase III’ en Miranda de Ebro, ‘La Puebla Norte’ en Ponferrada, ‘Polígono 29 de Octubre Fase II’ en Valladolid, ‘Ciudad de los Almirantes’ en Medina de Rioseco, y ‘Benavente Fase III’, y dos promociones de vivienda con destino al parque público de alquiler social en Valladolid y Salamanca, de 25 y 45 viviendas respectivamente.

 

El ARU de Benavente está constituido por cinco grupos de viviendas de protección pública, que fueron construidos entre 1960 y 1980, ubicados en los barrios de Las Eras, Veinticinco Años de Paz, Casas de la Ría, San Isidro y Las Malvinas. El ámbito de actuación incluye un total de 743 viviendas y 5 locales comerciales. De ellos, en la primera fase, desarrollada entre 2011 y 2014, se rehabilitaron 143 viviendas y dos locales, y en la segunda fase, 110 viviendas.

 

La III Fase, que se desarrollará ahora, prevé la rehabilitación de 106 viviendas, con un coste de 1.894.910 euros, que incluye los gastos de la rehabilitación, urbanización y gestión. La Junta de Castilla y León aportará 941.700 euros, el Ministerio de Fomento, 195.246 euros; y el Ayuntamiento de Benavente, 757.963 euros.

 

Las obras de rehabilitación previstas en esta III Fase solucionarán las deficiencias en fachadas y las actuaciones estarán orientadas a la reducción de la demanda energética y ahorro de energía; acometerán las deficiencias en cubiertas, aunque sin intervenir en elementos estructurales; se instalarán nuevos ascensores en el barrio de las Malvinas y se colocarán nuevas instalaciones de saneamiento, abastecimiento, electricidad, gas y telecomunicaciones.