200 distracciones en las carreteras zamoranas se convirtieron en multa

Un agente de la Guardia Civil, multando a un conductor.

La Guardia Civil puso casi 962 denuncias por lo que la DGT considera factores de distracción, la mayoría por usar el móvil, cascos o navegador, pero 191 de ellas fueron por distracciones en la línea de las que han salido a la luz con la multa por ir mordiéndose las uñas.

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Zamora formuló en 2014 un total de 962 denuncias relacionadas con factores de distracción -11.407 en Castilla y León- y en lo que va de año ya ascienden a más de 300Así lo ha declarado este viernes el subdelegado del Gobierno en Zamora, Jerónimo García Bermejo, quien ha presentado junto al jefe provincial de Tráfico, Luis Bermúdez, y el capitán jefe del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil, Álvaro Rehecho, la campaña autonómica de vigilancia y concienciación de las distracciones al volante, que se llevará a cabo desde el sábado 20 al lunes 22 de junio.

 

Este tipo de distracciones han saltado a la actualidad por la multa que un conductor recibió en Salamanca por conducir mordiéndose las uñas y que ha generado un debate sobre lo que son las distracciones al volante. Un concepto que incluye acciones como apartar la vista de la carretera o suponen reducir la concentración en la conducción.

 

En concreto, las denuncias que el pasado año se interpusieron estuvieron motivadas en 670 casos por uso del teléfono móvil mientras se conduce, 191 por distracciones en general, 98 por uso de cascos y de auriculares y tres por uso de dispositivos visuales como el navegador. Desde enero hasta el 15 de junio de este año, la evolución sancionadora se mantiene en la provincia: 309 denuncias por el teléfono móvil, 75 por otras distracciones, 45 denuncias por uso de cascos auriculares y cuatro por uso de dispositivos visuales.

 

En Castilla y León se formularon el año pasado 11.407 denuncias por utilización del teléfono móvil y uso de otros dispositivos. La campaña que se pone en marcha este fin de semana se centra en las distracciones al volante, una de las principales causas de accidentes mortales tanto en la Comunidad como en la provincia de Zamora, donde el pasado año, de los doce siniestros mortales, la mitad se debieron a este factor, unido a la somnolencia.

 

García Bermejo ha recordado que el 75 por ciento de la accidentalidad por distracción y somnolencia se produce en carreteras convencionales, no autovías ni autopistas, y que estos factores "son los principales en los siniestros con víctimas mortales".