2,5 millones para mantener en buen estado los colegios del mundo rural de Zamora

Colegio de Riofrío de Aliste.

Junta y Diputación invierten 2,5 millones de euros en escuelas rurales de Zamora con el objetivo de que para que los niños del medio rural dispongan de las mismas oportunidades.

La Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León y la Diputación Provincial de Zamora han realizado una inversión de 2,5 millones de euros en escuelas rurales de la provincia. Tanto el consejero, Fernando Rey, como la presidenta de la institución provincial, Mayte Martín Pozo, han visitado este martes varios centros escolares de la comarca de Aliste, donde han recordado que desde el año 2000 ambas instituciones han firmado diversos convenios para la realización de obras en los centros públicos del medio rural. Desde entonces, se ha realizado una inversión de más de 2,5 millones de euros.

 

Este curso han suscrito un nuevo acuerdo en el que la administración educativa autonómica aporta 150.000 euros y la institución provincial, 120.000 euros. La principal razón de estos convenios es que en la provincia de Zamora, como en el resto de Castilla y León, existen numerosos municipios en el medio rural en los que se ubican centros de Educación Infantil y Primaria con un pequeño número de unidades escolares y en edificios que requieren obras de reparación, mantenimiento y conservación. Esta tarea no puede ser abordada por los ayuntamientos propietarios de estos edificios, dadas sus dificultades presupuestarias.

 

Conscientes de estas dificultades, la Consejería de Educación y la Diputación de Zamora han venido firmando desde hace ya 18 años los mencionados convenios para incentivar la realización por los consistorios de la provincia de obras en los centros públicos de Educación Infantil y Primaria del medio rural. La zamorana fue la primera diputación en suscribir este tipo de convenios, que a partir de 2001 se hicieron extensivos a las restantes instituciones provinciales y que ha permitido al alumnado de esta zona disponer de unas instalaciones adecuadas para el desarrollo de la función educativa.

 

Anualmente, la Consejería de Educación ofrece a las diputaciones provinciales la posibilidad de cofinanciar la ejecución de este tipo de obras a los ayuntamientos. Para que la Junta de Castilla y León financie estas obras de mejora, se requiere que las diputaciones provinciales cofinancien las obras junto con la administración autonómica y que cada ayuntamiento beneficiario abone como mínimo un 20 por ciento del coste de la obra.

 

Rey ha incidido en que "la educación rural duplica el coste de la educación en el medio urbano, por lo que se hace necesaria una financiación específica y que esta debe recoger como factores de corrección no solo la ruralidad sino la dispersión de la población". Asimismo, ha añadido que se deben reforzar las actividades extraescolares y la dinamización del entorno en la que deben implicarse todas las administraciones públicas, no solo las que tengan competencias en Educación.

 

Por su parte, la presidenta de la Diputación ha señalado la importancia de la colaboración institucional para ejecutar obras de mantenimiento en los centros educativos de la provincia "para que los niños que habitan en el medio rural dispongan de las mismas oportunidades que los que viven en los grandes núcleos de población y puedan realizar sus estudios en sus pueblos de origen en esta primera etapa de su vida educativa".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: