465.000 euros para la restauración del monasterio de Moreruela

Monasterio de Granja de Moreruela.

La Junta aprueba una importante inversión para consolidar varios elementos del monasterio de Santa María de Moreruela en Granja de Moreruela.

El Consejo de Gobierno ha aprobado una inversión de 465.003 euros, por parte de la Consejería de Cultura y Turismo, para obras de consolidación de la Cilla, Sala de Monjes y Sacristía Nueva del Monasterio de Santa María de Moreruela en Granja de Moreruela, en Zamora.

 

El Monasterio de Santa María de Moreruela es uno de los monumentos más significativos de la arquitectura del Císter hispano. La expulsión de los monjes por la Desamortización en 1835 y su paso a manos privadas, dándole un uso agropecuario, supuso su rápida ruina, a la que colaboró el constante desmantelamiento de sus partes más singulares. Está declarado Monumento desde 1931. En 1994 fue adquirido por la Junta, iniciándose en esos momentos trabajos de recuperación del mismo.

 

El objetivo de la intervención es la recuperación de la integridad constructiva y estructural de diversas zonas del Monasterio, que en la actualidad son susceptibles de integrarse en la visita pública del monumento. Las actuaciones previstas se refieren a distintas zonas del edificio: en el panda del Refectorio. En planta baja se diferencian dos espacios; la cilla y las cocinas medievales. En planta alta se ubica el refectorio. En ambas plantas se acometerá la reconstrucción del cierre entre cilla y cocinas para mantener los restos de bóvedas y contener los derrumbes.

 

Por otro lado, en la cilla se llevará a cabo la limpieza de la superficie interior y pavimento, eliminación de apeos, cosido de derrumbe y consolidación del hueco en la bóveda y de los accesos. Cosido de grietas en muros y bóveda. Y en las cocinas medievales se recuperará la cota original de la zona de conversos, limpieza y adecuación.

 

Asimismo, en el Refectorio la actuación se centra en coronaciones de muros, intervención en solados para su protección y para la evacuación de aguas, fijado de revocos y consolidación de la comunicación con la planta superior de dormitorios; en Panda del Capítulo, en la planta baja, la Sala de Monjes, se consolidan los huecos con pérdidas de sillería y sellado/cosido de grietas en muros y bóvedas. En la planta alta, las celdas, se interviene en la cubierta, se consolidan coronaciones de muros y se fijan revocos.

 

Finalmente, en la Sacristía Nueva se aborda la consolidación de los bordes de la bóveda, el tratamiento de los restos de revocos y acabados de yeserías, la limpieza de eflorescencias y colocación de rejas. También se lleva a cabo la consolidación de muros, atarjea, pozo y restos arqueológicos exteriores al claustro y la entibación del terreno.