798 parados más en Ávila en el mes de marzo

Soportales de la Plaza de Santa Teresa.

El número total de parados se sitúa en 11.988 personas

El número de parados inscritos en las oficinas de Empleo de Castilla y León subió en Ávila en 798 parados respecto al mes de febrero, un aumento de un 7,13%. Marzo es el peor mes desde el año 2011 para dejar la cifra total en 11.988 personas. El paro subió también en la región en 8.921 personas en marzo con lo que la cifra de desempleados en la Comunidad vuelve a superar la barrera de los 150.000 y se sitúa, en concreto, en 152.644 (66.333 hombres y 86.311 mujeres), según los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social.

 

En términos relativos, en Castilla y León el comportamiento del paro en marzo subió un 6,21 respecto a febrero, cuando el pasado año bajó un 1,52 por ciento (2.298 parados menos en términos absolutos hasta 148.767 entonces). Por su parte, en el resto de España el paro subió un 9,31 por ciento, con lo que la cifra de parados en el conjunto del país subió en 302.265 hasta situarse en un total de 3,54 millones.

 

Se trata del séptimo menor aumento porcentual del paro del país que aumentó en todas las comunidades autónomas con especial incidencia en Andalucía, que crece un 17,18 por ciento. En términos absolutos Castilla y León anota el octavo mayor incremento del país. En comparación con marzo de 2019, el paro registrado en Castilla y León subió un 2,61 por ciento (3.877 desempleados más), peor dato que el pasado año (-7,05 por ciento, 11.280 parados menos) mientras que en España subió un 9,01 por ciento, el equivalente a 293.228 parados menos. Se trata en este caso del tercer menor aumento porcentual del paro del país, sólo por delante de Galicia (2,13 por ciento) y de Murcia (2,42 por ciento), con el mayor incremento de nuevo Andalucía (17,39 por ciento).

 

El paro aumentó en marzo en comparación con febrero en todas las provincias lideradas por Palencia, con un 8,58 por ciento (780 parados más), seguida de Soria (7,79 por ciento, 284 parados más); Valladolid (7,67 por ciento, 2.311 parados más); Ávila (7,13 por ciento, 798 parados más); Segovia (6,96 por ciento, 486 desempleados más) y Burgos (6,34 por ciento, 1.203 desempleados más).

 

El resto de las provincias registran aumentos porcentuales del paro inferiores a la media regional: León (5,39 por ciento, 1.590 parados más), Zamora (4,69 por ciento, 542 desempleados más) y Salamanca (4,09 por ciento, 927 personas más en las listas del desempleo).

 

En comparación con marzo de 2019 el paro aumentó en todas las provincias de Castilla y León con la excepción de León, que cae un ligero 0,27 por ciento (84 parados menos). El mayor incremento del desempleo se registra en este caso en Palencia (6,41 por ciento y 595 parados más), seguida de Burgos (6,32 por ciento y 1.200 parados más) y Soria (5,19 por ciento y 194 parados más).

 

A continuación se sitúan Segovia (5,07 por ciento y 360 parados más); Ávila (4,17 por ciento y 480 desempleados menos); Valladolid (2,63 por ciento y 833 desempleados más); Zamora (0,98 por ciento y 117 parados más) y Salamanca (0,78 por ciento y 182 parados más). Así, en la actualidad el número de parados en Castilla y León (152.644) se reparte del siguiente modo: Ávila, 11.988; Burgos, 20.184; León, 31.072; Palencia, 9.872; Salamanca, 23.587; Segovia, 7.465; Soria, 3.930; Valladolid, 32.455, y Zamora, 12.091.

 

Por sectores y sexos

 

Por sectores, el paro registrado en las oficinas de empleo de Castilla y León en marzo subió en todos liderados por servicios (6.277) y construcción (1.436), seguidos de industria (855), colectivo de sin empleo anterior (200) y agricultura (153).

 

En la actualidad, el número de parados en Castilla y León (un total de 15.143 son extranjeros, 9,21 por ciento más que en 2019) se distribuye por sectores del siguiente modo: 105.750 en el sector servicios; 13.935 en industria; 13.044 en construcción; 11.643 en el colectivo de sin empleo anterior, y 8.272 en agricultura.

 

En cuanto a la situación por sexos, el paro en Castilla y León se reparte entre 66.333 hombres y 86.311 mujeres, si bien en el tramo de edad más joven (menores de 25 años), los hombres desempleados superan a las mujeres con 6.744 frente a 5.979.

 

Valoración CONFAE

 

Tras conocer los datos del paro, hechos públicos hoy, CONFAE valora con gran reocupación ese incremento desmesurado en el desempleo de Ávila (7,13%), que supera en casi un punto a la media de Castilla y León. "Estas cifras serán más importantes aún en los próximos meses, teniendo en cuenta que a la hora de contabilizar los datos se han puesto en marcha muchas medidas de ajuste de plantilla el pasado mes, que no van a entrar en vigor ni se van a contabilizar hasta el presente mes de abril", añaden.

 

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, la instirtución empresarial observa ese descenso de afiliados en los datos intermensuales, con una caída de un 1.4 de febrero a marzo, más alta igualmente que la media de Castilla y León, con un punto, y que la de España, con 1.3 puntos.

 

Para CONFAE, los autónomos son los grandes perjudicados también en esta crisis por el COVID 19, ya que están registrando más bajas de estos, precisamente por tener una estructura económica más débil: "Estimamos que las afiliaciones efectivamente van a caer con mayor intensidad entre los empresarios trabajadores autónomos si no se toman medidas eficaces por el Gobierno, como las que se están solicitando en las últimas semanas. Concretamente nos referimos al aplazamiento de las cotizaciones sociales, algo que no es suficiente en la situación actual, sino que requiere de la reducción de las cuotas de los autónomos a la Seguridad Social: el autónomo no puede sostener una menor producción con los mismos costes fijos. Por otro lado, y como segunda medida, insistimos en la importancia de la rebaja de impuestos que hay que acompasar a la baja o nula producción y facturación de las empresas; no solo se necesita esta medida a nivel nacional, sino también regional y municipal, como ya hemos pedido en más ocasiones, pues debe extenderse a impuestos directos e indirectos, tasas y precios públicos".

 

Ahora, con más de mil ERTEs de fuerza mayor en la provincia de Ávila, de empresas obligadas a la paralización de su actividad, y más de cinco mil trabajadores afectados, "hay que pensar ya en acciones de futuro inmediato para solventar esta situación. El Gobierno debe pensar siguiendo claves de algunos países que ya han superado esta crisis sanitaria, y que están tomando medidas que compatibilicen la recuperación de la producción con la plena seguridad de las personas a través de la optimización de los protocolos sanitarios".

 

En este sentido, y como último apunte, en el día de ayer los emprearios enviaron al Gobierno y a la Junta de Castilla y León, a  través de las organizaciones CEOE y CECALE, la petición de nuestro sector del metal (fontaneros, electricistas, agua, gas, calefacción, talleres, etc.), considerados como servicios esenciales, su reivindicación para poder trabajar en condiciones seguras. Al igual que los sanitarios, estos se encuentran sin equipos de protección esenciales, por lo que están muy limitados en su actividad y solicitan el fácil acceso a dichos equipos, tanto por su seguridad como por la de sus clientes y usuarios, dado que tienen que prestar servicio por decreto.

 

Noticias relacionadas