A punto el contrato que permitirá estrenar el nuevo cuartel de Policía Local antes de fin de año

La Junta de Gobierno ha anunciado que ya hay contratista y que en breve se firmará el contrato: después habrá seis meses de plazo para hacer la reforma del Banco de España. Y dos años después, la Policía Local tendrá nueva sede.

La Junta de Gobierno ha acordado requerir a la UTE formada por las empresas Urvios-Proforma, que es la que ha presentado la oferta más ventajosa de las 10 admitidas para las obras de adecuación del edificio del Banco de España para sede de la Policía Municipal y el Archivo, para que en el plazo de 10 días presente la documentación requerida previa a la adjudicación del contrato.

 

Esta UTE presenta una oferta de 522.292,86 euros sobre un tipo de licitación de 668.858 euros, lo que supone una baja del 24,17%. También se le solicita la acreditación de una garantía complementaria, al margen de la garantía definitiva, del 5% del importe de adjudicación. El plazo fijado en el contrato para las obras es de seis meses, con lo que la nueva sede de la Policía Local podría estar lista antes de final de año.

 

Una vez se adjudique el contrato se podrán iniciar, al fin, las obras para la adaptación del edificio del Banco de España como nuevo cuartel de la Policía Local, un proyecto que viene pendiente de la anterior legislatura y equipo de Gobierno, y que ha acumulado numerosos retrasos también en este mandato. La precaución a la hora de licitar el contrato para las obras ha retrasado el inicio de las obras necesarias.

 

Si ahora se cumplen los plazos de adjudicación y de obra, la sede estará lista a finales de 2016 y habrán pasado dos años desde que el Ayuntamiento de Zamora empezó a pagar el alquiler y hasta que ha podido utilizar la sede. Eso suponen 180.000 euros pese a que el contrato entre Segipsa y el Ayuntamiento para el alquiler del Banco de España se firma en mayo de 2014.

 

El proyecto contempla la entrada separada para las dependencias del Archivo y de la Policía Municipal. En la planta sótano se conservarán las dos cámaras acorazadas, que albergarán fondos del Archivo, y se habilitarán los vestuarios, el armero y otros espacios de estancia para la Policía Municipal. La planta baja albergará las dependencias administrativas de la Policía Municipal y se habilitará un espacio para garaje en la zona de carga del edificio.

 

La planta primera es la que requiere una mayor transformación para albergar las salas del archivo, una sala de juntas y el resto de dependencias de la Policía Municipal. Y el edificio de la entrada compartirá el servicio de información y control de acceso con la oficina de objetos perdidos y una pequeña sala de jardinería. El proyecto contempla también una nueva instalación eléctrica de bajo consumo y la conexión por fibra óptica con el resto de dependencias municipales y cámaras de seguridad y vigilancia.