Activa la alerta por nieve para la comarca de Sanabria

Carretera de la provincia afectada por la nieve

La subdelegación pone en marcha la fase de alerta por posibles incidencias en las carreteras de la red nacional. Está operativa desde esta mañana y de forma indefinida.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro, ha establecido la activación de la fase de alerta del protocolo de coordinación de actuaciones ante situaciones meteorológicas extremas en forma de nieve que puedan afectar a la Red de Carreteras del Estado en las provincias de Zamora (Sanabria) y León (Cordillera Cantábrica). Según los datos facilitados por la Delegación del Gobierno, este protocolo se aplicará desde las 08.00 horas de este viernes, 16 de marzo, y hasta nuevo aviso.

 

La comarca de Sanabria ha amanecido hoy con temperaturas cercanas a los cero grados y una alta humedad, pero todavía no ha habido precipitaciones significativas, según los datos de Aemet correspondientes a la estación de Robleda. Según las previsiones meteorológicas, la temperatura se va a mantener entre -1 y 1 grados y hay un 100% de probabilidad de nieve para las últimas horas del día y primeras del sábado en cota de 900 metros.

 

Del mismo modo, el Ayuntamiento de Ávila ha activado a partir de las 06.00 horas de este viernes la preemergencia en el Plan de Nevadas.

 

Hay que recordar que la Agencia de Protección Civil de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente avisó ayer, jueves, de la aparición de fenómenos meteorológicos adversos en forma de vientos y nevadas durante las próximas horas en Castilla y León. En concreto, la previsión para este viernes es de alta probabilidad de nieve en la Cordillera Cantábrica, Sanabria y el Sistema Central en una cota que descenderá hasta los 900 metros. También se espera probabilidad alta de precipitaciones en forma de lluvias persistentes en el noroeste y más débiles y dispersas en la meseta.

 

Las temperaturas, tanto máximas como mínimas, continuarán en ligero descenso y llegarán a alcanzar mínimas los -6 grados en cotas altas mientras que las rachas máximas tienden a disminuir hasta alcanzar los 40-50 kilómetros por hora en zonas dispersas de Castilla y León.