Adif concluye el túnel de Espiño en la línea de alta velocidad Madrid-Galicia

Trabajos de perforación en el túnel de Espiño. Foto: Adif

El administrador de infraestructuras ferroviarias ha concluído la perforación de este túnel de uno de los tramos más complicados de la conexión. Los avances en el paso de Zamora a Ourense son vitales para la finalización de la alta velocidad.

Adif ha concluido la perforación, en fase de avance, del túnel del Espiño (vía izquierda), en el tramo comprendido entre la galería de ataque intermedio y la boca este. El tramo perforado tiene una longitud aproximada de 4,6 km y completa el recorrido del túnel, con los 3,2 km entre la galería intermedia y la boca oeste que ya habían sido excavados con anterioridad. Se trata de uno de los túneles de la línea de alta velocidad Madrid-Galicia en los tramos entre las provincias de Zamora y Ourense, la parte más complicada del trazado y que es la que más retrasada está. El tramo entre Olmedo y Zamora está terminado y a falta de las habituales pruebas de rodaje, y podría estar en servicio a finales de año.

 

El túnel del Espiño (vía izquierda) cuenta con una longitud de 7.909 m, incluidos los túneles artificiales de 30 y 40 m en cada una de las bocas. El resto (7.839 m) se excava en mina, es decir, bajo terreno natural. Las estructuras en falso túnel de las bocas se han diseñado con el fin de mejorar la integración de la infraestructura en las laderas.

 

El tubo izquierdo del túnel bitubo del Espiño (una vía por cada tubo) tiene una sección libre interior de 52 m2 y en él se adoptará la solución de vía en placa para la plataforma ferroviaria. La sección contempla los elementos necesarios para el drenaje de la estructura y para las instalaciones ferroviarias de seguridad. El tubo derecho, de 7.853 m de longitud, se encuentra también en avanzado estado de ejecución y está previsto que próximamente concluya su perforación.

 

El túnel ha sido excavado siguiendo el denominado ‘nuevo método austriaco’, con puntos de ataque desde las bocas este y oeste y también desde la galería de ataque intermedio hacia ambos emboquilles. Durante la primera fase, de avance, se excava toda la mitad superior del túnel (bóveda), para continuar posteriormente con la excavación de la mitad inferior (fase de destroza). En las bocas de los dos tubos se sitúan, entre ambas vías, zonas de rescate. Además, existen galerías de emergencia de conexión y galerías de servicio entre ambos tubos.

 

El subtramo Túnel del Espiño (vía izquierda) tiene 8,2 km de longitud y discurre por los términos municipales de A Gudiña y Vilariño de Conso, en la provincia de Ourense. El subtramo comprende el túnel para vía única de alta velocidad y la explanación de ambas vías (izquierda y derecha) de la boca este. Además del propio túnel, este subtramo presenta otra estructura singular: el paso superior de la línea de ferrocarril convencional Zamora-A Coruña sobre la plataforma de alta velocidad en el Concello de A Gudiña, estructura de 113 m de longitud que ya se encuentra ejecutada y en servicio.