Adif inicia este viernes la fase final de pruebas del ERTMS a velocidad máxima en el tramo de AVE Zamora-Pedralba

Tren AVE con el que Renfe presta servicio a Palencia y León. FOMENTO

Las pruebas contemplan la circulación a la máxima velocidad permitida por la infraestructura en distintos escenarios, con un tren de la serie S- 112

Adif Alta Velocidad tiene previsto llevar a cabo desde este viernes, 15 de mayo, hasta el martes 19 la fase final de pruebas del sistema ERTMS Nivel 2 a velocidad máxima en el tramo Zamora-Pedralba de la Pradería.

Las pruebas contemplan la circulación a la máxima velocidad permitida por la infraestructura en distintos escenarios, con un tren de la serie S- 112; en régimen de sucesión de trenes y en cruce con dos convoyes de la serie S-730, tanto en condiciones nominales como degradadas, con el fin de corroborar la reacción segura del sistema.

Las pruebas van a tener lugar entre los días 15 y 19 de mayo y su correcta cumplimentación y el análisis y resolución de incidencias (si las hubiera) posibilita disponer de los avales de seguridad necesarios que permiten el cierre del expediente para la puesta a disposición del tramo para pruebas de fiabilidad y formación de maquinistas, tal y como establece la recomendación técnica de 1/2015 de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF) sobre los procesos previos a la puesta en servicio de nuevas líneas o el inicio de la explotación de nuevos tipos de servicios.

Esta última fase de pruebas por parte de Adif AV se desarrolla tras concluir satisfactoriamente las pruebas dinámicas de ERTMS N2, a velocidad máxima de 200 kilómetros por hora y con el sistema de respaldo ASFA, y una vez publicado el documento reglamentario que posibilita las pruebas funcionales finales.

Las pruebas a velocidad máxima tienen lugar cuando lo han permitido las condiciones establecidas para la realización de actividades en base a lo establecido en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declaraba el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y su evolución.

El ERTMS Nivel 2 instalado en el tramo es un sistema interoperable de supervisión permanente del tren, según el estándar europeo.

La comunicación entre las instalaciones de vía y los equipos embarcados en los trenes está basada en el sistema de radio GSM-R.

Una vez en servicio, el sistema ERTMS Nivel 2 posibilitará velocidades máximas de explotación de 300 km/h, a la vez que aumentará el grado de capacidad, fiabilidad y disponibilidad de las instalaciones, permitiendo una explotación más eficiente del tramo.

Por otro lado, en el tramo anterior, entre Olmedo (Valladolid) y Zamora (en servicio) ya han finalizado las pruebas de ERTMS N2 realizadas por Adif-AV y se trabaja en el cierre del expediente para la puesta a disposición del tramo para pruebas de fiabilidad y formación de maquinistas.

El tramo de alta velocidad ferroviaria Zamora-Pedralba, inscrito en la línea de alta velocidad Madrid-Galicia, parte de la estación de Zamora y tiene una longitud total de 110,75 kilómetros, con doble vía en ancho estándar (1.435 mm) en todo su recorrido y diseñado para velocidades máximas de hasta 350 km/h.

El trazado incluye, como elementos principales, 14 viaductos, nueve túneles, el PAET (Puesto de Adelantamiento y Estacionamiento de Trenes) de Tábara, la nueva estación de Sanabria y un cambiador de ancho en Pedralba de la Pradería.

Entre los puntos singulares del trazado destacan los viaductos de Puebla Este (756 metros) sobre el río Tera (645 metros), así como los túneles de Puebla (1.563 metros) y Otero (1.144,46 metros).

La línea Madrid-Galicia, ha recordado Adif, está cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Plan Galicia 2007-2013, el Fondo de Cohesión-FEDER 2007-2013 y del Plan Plurirregional de España 2014-2020, Objetivo Temático 7: Transporte sostenible.