Adif inicia la puesta en tensión de la catenaria de Zamora

Trabajos de electrificación Foto: F. Oliva

La electrificación se ha empezado este viernes, día 7 de agosto, y los responsables advierten del peligro por electrocución al contacto con los cables. Es el último paso antes de la puesta en servicio de la línea a finales de año.

Adif Alta Velocidad lleva a cabo desde las 00.00 horas del viernes 7 de agosto la puesta en tensión de la catenaria (línea aérea de contacto) para la tracción eléctrica en el tramo Olmedo (Valladolid)-Zamora-Pedralba de la Pradería (Zamora), concretamente entre los puntos kilométricos 133/884 y 232/911 de la Línea de Alta Velocidad (LAV) Madrid-Galicia.

 

La puesta en tensión de la catenaria, sistemas asociados y centros de autotransformación en estos 99,02 km de vía tiene como objetivo la realización de las pruebas necesarias en estos elementos a lo largo de toda la longitud de la línea.

 

La electrificación de la nueva LAV está dotada de un sistema en corriente alterna de 2x25.000 voltios y 50 hertzios de frecuencia. La alimentación de energía eléctrica a la línea se realiza mediante subestaciones de tracción, que transforman la tensión de 220 kV o 400 kV suministrada por Red Eléctrica de España a los 2x25 kV necesarios para la catenaria.

 

Este sistema de alimentación permite un mejor reparto de corrientes y es el utilizado en todas las nuevas líneas de alta velocidad de España. El sistema permite ampliar la distancia entre subestaciones de tracción, situándolas a unos 60-65 km aproximadamente, con el consiguiente ahorro en instalaciones y una mayor integración ambiental.

 

Adif Alta Velocidad advierte a todo el personal implicado en las obras de ejecución y al público en general que cualquier contacto de las personas con dicha catenaria, tanto directamente o mediante hierros, alambres y otras piezas metálicas, puede provocar la muerte por electrocución.