Adif vende una parcela y una vivienda cerca de sus instalaciones de Puebla de Sanabria

Adif ha puesto a la venta 34 inmuebles de su propiedad en Castilla y León. En Zamora, se trata de un terreno y una vivienda en la carretera de la Estación de Puebla de Sanabria.

Adif ha puesto a la venta mediante subasta pública un total de 34 inmuebles de su propiedad en Castilla y León cuyo precio mínimo de licitación oscila entre 6.000 euros y 52.500 euros. En el caso de Zamora, los inmuebles son una parcela y una vivienda en Puebla de Sanabraia, en las instalaciones que tiene Adif en la carretera de la Estación. se han puesto a la venta una parcela de 233 metros cuadrados sin edificabilidad por 6.000 euros; y una vivienda de 105 metros cuadrados con 3 dormitorios, salón, cocina y baño, trastero y patio, además de 450 metros cuadrados de parcela por 41.000 euros.

 

Se trata de siete viviendas en la provincia de Ávila (dos en la capital y cinco en San Pedro del Arroyo), otras seis en León (dos en la capital, una en Astorga y tres en Villamanín), ocho en Palencia (siete en la capital y una en Venta de Baños), ocho en la provincia de Salamanca (una en Gomecello, tres en Peñaranda de Bracamonte y cuatro en Babilafuente) y tres en Valladolid (todas en Medina del Campo), y una vivienda y una parcela en Zamora (los dos inmuebles en Puebla de Sanabria).

 

Según ha informado Adif en una nota de prensa, los detalles de la subasta se encuentran a disposición de los interesados en las oficinas de la Delegación de Patrimonio y Urbanismo
Noroeste de Adif, ubicadas en León y en la estación de Valladolid Campo Grande en horario de lunes a viernes de 9.00 a 14.00 horas. También se puede recabar más información en la web de Adif.

 

Estas actuaciones, que se están desarrollando de forma progresiva, se enmarcan en el plan de racionalización de activos que está llevando a cabo Adif con el objetivo de mejorar la eficiencia en la gestión de estos activos, generar ingresos y reducir costes. Según han explicado las mismas fuentes, este plan incluye tres tipos de medidas, puesta en valor del patrimonio inmobiliario de la entidad que no forma parte sustancial e imprescindible para el desarrollo de su actividad, mediante su alquiler o venta; ofrecer a los actuales inquilinos de viviendas de titularidad de Adif pasar a ser propietarios, y optimizar el uso de los espacios y dependencias de carácter interno.