Adiós del Balonmano Zamora a Asobal en un partido de cambio de ciclo

El MMT Seguros cierra la temporada en casa en la despedida de García Valiente, 'Peli' y varios jugadores. Es el final de una etapa increíble y el inicio de una nueva era.

El MMT Seguros disputa esta tarde en el Ángel Nieto (17.00 horas) el último partido de la temporada en medio de un clima de cambio de ciclo. Con el equipo ya descendido, llega el momento de pensar en la próxima temporada y en los objetivos. En los últimos años, el tiempo entre una liga y otra se ha ocupado en formar un equipo que pudiera o bien luchar por el ascenso a Asobla o bien ser lo más fuerte para competir en la máxima categoría, un privilegio histórico que ha disfrutado por dos veces Zamora.

 

Sin embargo, esta vez es diferente. Una vez termine el choque ante Anaitasuna, el Balonmano Zamora se enfrenta a uno de sus veranos más cruciales. El motivo fundamental es la marcha de su técnico, Eduardo García Valiente, un protagonista central no sólo en los mejores años del club, sino del camino previo que ha llevado a un equipo de Zamora a luchar con los mejores del balonmano español. El técnico salmantino anunció el jueves que no seguía, pero no para marcharse a otro banquillo (lo merecería), sino "destrozado" por la intensidad de la tempoada que, en muchos momentos, ha sido injusta con él y con sus jugadores. De hecho, no se plantea entrenar en un par de años.

 

Con él se marcha un histórico como Luis Cano 'Peli', símbolo de lo que ha sido este club, un grupo de amigos con u nivel altísimo de balonmano que han podido llegar juntos a lo máximo. Tras la marcha del extremo puede haber otras entre los veteranos, además de las bajas ya conocidas de Anderson, Mouriño y Calle. Así que toca hacer un equipo nuevo, y con un nuevo entrenador que sea capaz de guiar el proyecto como lo ha hecho García Valiente.

 

El club tendrá que definir sus objetivos deportivos y hacerlo fiel a lo mucho que ha conseguido hasta ahora en el plano deportivo, pero especialmente en el social. La implantación del balonmano en la ciudad es algo impensable hace sólo unos pocos años y las dos temporadas en Asobal y los dos ascensos son la prueba evidente del nivel deportivo alcanzado. La confección de la plantilla, los abonos para la próxima temporada, la búsqueda de todos los veranos para cuadrar presupuesto... son las tareas de cada verano, pero esta vez empiezan por encontrar entrenador.

 

Eso sí, todavía hay un partido que jugar y seguro que los 'guerreros de Viriato' quieren premiar a su afición con una victoria que sirva también de tributo a García Valiente, 'Peli' y los que se marchan habiéndolo dejado todo por la camiseta. 

Noticias relacionadas