Aguirre: "Pudimos haber matado el partido mucho antes, incluso haber goleado"

El técnico del Zamora lamenta que después de haber dispuesto de quince ocasiones claras el equipo se viera con solo un gol de ventaja cuando necesitaba puntuar.

El entrenador del Zamora CF, Roberto Aguirre, lamentó que el equipo desperdiciara las muchas ocasiones que tuvo y que en 2015 se le niegue la victoria que considera el equipo ya merece. "Lo que pasa es que cuando llegas al final con solo un gol de ventaja sabes que cualquier acción puede venir el empate. Solo hay una diferencia, lo que más lamentamos, que después de tantas ocasiones y tan claras pudimos haber matado el partido mucho antes, pudimos incluso haber goleado, y al final mantenerse con solo un gol de diferencia cuando estás con la necesidad de sumar, cualquier opción se viene en contra", ha dicho.

 

"Nos metieron muy rápido y habíamos hablado de lo importante que era el arranque. Les mete en el partido y se ven más cerca de poder hacer algo. Fue clave ese gol, para ellos anímicamente fue importante. Ahí tuvimos un momento de problemas con el punta, que nos inquietó mucho", dijo sobre el rápido gol del Marino nada más empezar la seguda parte.

 

"Aarón tuvo un arranque de semana con fiebre y sabíamos que mantenerle mucho tiempo en el campo podía notarse. Buscamos no cambiar mucho las cosas, porque Ioritz puede hacer el mismo papel", explicó sobre el cambio al descanso por Ioritz, que se fue en los minutos finales en un cambio para intentar amarrar los tres puntos.

 

La sombra de la mala racha estuvo presente en la valoración del técnico. "Un mal 2015. No nos llegan las alegrías, pero hay que seguir trabajando y buscando cada partido la victoria que ya por méritos deberíamos tenerla con nosotros. Insistir, ser constantes y buscarlo en cada oportunidad", dijo. "Si es que hemos tenido para golear hoy. Ambición cuando tienes 15 tiros a portería y ocho ocasiones claras de gol... hemos buscando desde el primer momento y hasta el final ocasiones, nos costó más en el segundo tiempo, aunque hubo palos y ocasiones muy claras, pero nos costó más porque la salida de balón tan fluída que tuvimos en la primera parte", lamentó sobre el partido.

 

El técnico rival, Marco Antoio Díaz, destacó el cambio del equipo de la primera a la segunda parte. "La irmpresion que tengo es que fue un tiempo para cada equipo. Igual que ellos nos superaron en la primera parte con cosas que sabíamos que hacen bien, pero en la segunda parte fuimos bastante más intesos. Llegó el gol en esa jugada, pero pudo llegar antes", dijo.

 

"La sensación que tengo es que sabíamos que el Zamora hace un juego para entrar por dentro y hacernos la superioridad por fuera, sabíamos lo de los corners, y nos hacen las ocasiones de la primera parte así. Lo sabíamos. Hablamos de dar otra imagen", ha dicho sobre la conversación con los jugadores en el descanso. "Cuando te metes en esa dinámica y que no te queda otra, tuvo que llegar el descanso para que cambiáramos", replicó.

 

"Es un chico que llegó la semana pasada y casi no nos conocemos, hay tres o cuatro jugadores que son nuevos y necesitamos reorganizar. Está claro que lo hizo muy bien", dijo sobre el autor de los dos goles. Colista de la categoría, el Marino no descarta seguir peleando por salvarse. "Si somos capaces de hacer un día 90 minutos como la segunda parte, sí podemos pensar. El primer objetivo es competir dignamente. Estamos en un momento de construcción del equipo en un mes, estamos intentando conocernos la gente que vino nueva, se marcharon siete u ocho futbolistas", ha dicho.

 

"El partido de hoy yo quisiera... cuando te metes en el partido con 2-1 y ves que el rival te achucha, no podemos valorar el punto perdido o los dos puntos que se les fueron. Cuando estás en esta situación todo el mundo intenta ganar el partido sea como sea, puede pasar que te metan el gol. Pero no fue demérito del Zamora", aseguró.