Alejandro Marcos emborrona con la tizona una faena de poderío en su alternativa

El novillero salmantino ha tomado la alternativa este 25 de julio en la Feria de Santiago, en Santander. Dos orejas ante una faena poderosa con el segundo de su lote, le han permitido abrir la Puerta Grande. 

Plaza de toros de Santander. Tercer festejo de la Feria de Santiago Toros de García Jiménez (2º, 3º y 5º), Olga Jiménez (1º y 4º) y Peña de Francia. 7.490 espectadores. 

 

Jose Maria Manzanares, Silencio tras aviso, dos orejas. 

Alejandro Talavante, Oreja, ovación tras aviso.

Alejandro Marcos toma la alternativa, Silencio tras aviso, dos orejas. 

José María Manzanares, Alejandro Talavante y Alejandro Marcos que tomó la alternativa hacieronn el paseíllo en la Feria de Santiago, en Santander. El de la Fuente de San Esteban puso así punto y final a su etapa de novillero para cumplir el sueño de ser torero. El joven es el segundo salmantino que toma la alternativa en la plaza de Santander después de José Ignacio y Juan del Álamo.

 

Tomó la alternativa  en torno a las 18.00 horas de la mano de José María Manzanares y en presencia de Talavante. Brindó su astado a su familia, en especial, a su madre "por haberme dado la vida". 

 

Salió abriendo la puerta de los sueños para Alejandro Marcos el de Olga Jiménez con el número 77. Negro de pelo y con 503 kilos y 'Esaborío' de nombre. En el tercio de varas que embistió al pecho del caballo de Alberto Sandoval. Un toro que manseó mucho en el capote. Tafalleras para hacer su declaración de intenciones, algo que no puede fallar en este día. Embistió el animal a topetazo a empujónes, con los pechos. Se le frenó la furia al embestir, toro de poca calidad pero con movilidad, ante un charro concentrado que iba a por todas. Entra la espada tendida. Suena el primer aviso. Silencio.

 

Salió de los chiqueros el segundo. Se estiró a la verónica José María Manzanares que llevó el toro hacia los terrenos de su picador, Chocolate. Gran tercio de banderillas el que ha cuajado Rafa Rosa, el cordobés. Torea para el toro José Mari, lo consiente. Muleta en la mano derecha, despacio y con la cintura, con empaque y armonía, temple, la autoridad al servicio de la tauromaquia. Muy suave, despacio. Embistió al paso el animal, pero no transmitió emoción. Llegaron las tandas al natural, silecio de expectación. Pincha demostrando que es humano. Contundencia y estoconazo de Manzanares. Rueda sin puntilla.

 

El tercero le tocó en suerte a Alejandro Talavante, mucha clase y poca fuerza para un diestro que comenzó su faena de capote con una rima de tafalleras, chicuelinas y estatuarios. Ligazón y continuidad caracterizaron su actuación con la muleta. Verdad, profundidad, valor y seguridad delante de la cara del animal. El extremeño remató con Bernardinas. Estoconazo en lo alto, desprendida y atravesada. Oreja.

 

Se recuperó el orden de lidia, le tocó en suerte el cuarto a Manzanares, 'Fanfarrón' de nombre, abrochado de cornamenta, falto de fuerza y celo, sin codicia. Lo paró con el capote pero no quiso embestir. En la faena de  muleta el toro pegó un gran cambio, lo hizo con recorrido, humillación y mucho más hábil que al principio de la lidia. Las banderillas consiguen avivar la casta del animal. Toreó al natural el de Alicante, series rematadas con la suerte de recibir que culmina Manzanares. Estoconazo. Dos orejas.

 

Puso la tarde cara Jose Mari a Alejandro Talavante. Salió 'Catavino' con 323 kilos. Inicio suave acariciando las embestidas del toro de García Jiménez. Toro pronto en sus embestidas y arranques, ligazón en la muleta, serie de cinco naturales. Entró el público en la faena. Cinco molinetes artísticos seguidos encajados en los riñones. Personalidad fortísima del extremeño que se ha ganado a pulso estar en lo más alto del escalafón. Terminó por manoletinas.  Pinchó antes de una estocada caída y tres descabellos, por lo que el triunfo… Se fue.

 

Llegó el turno y fin de la soñada alternativa para Alejandro Marcos con 'Boticario' negro, fosco, gargantillo, radicano y con 649 kilos. Quite por Chicuelinas con su toque de personalidad, con la mano de salida... elevándola. Brindis al público. Farol de rodillas evocando al también salmantino Julio Robles con el que comenzó la faena de muleta. Mantuvo en salmantino los niveles del primero, manejando el tiempo y el tempo del toro, arreando. Sin ansiedad. Al toro le faltó clase y motor. Pinchazo. Estocada. Dos orejas al margen del merecimiento. 

Comentarios

pedrito 28/07/2017 16:53 #2
Enhorabuena MAESTRO. El tiempo es tuyo !!!
Democrata R 26/07/2017 09:17 #1
Porque ponen esa cara de tarados?

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: