Alerta de tsunami volcánico en Filipinas

Volcán Taal en erupción, en Filipinas

El Volcán Taal, ubicado a 65 kilómetros de la capital Manila, lanzó cenizas y una columna de humo de varios kilómetros de altura.

El Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas ha elevado a Alerta 4 el nivel -inminente erupción peligrosa- tras una intensicación de la actividad volcánica en la caldera del volcán de Taal, donde se ha formado un lago, y ha advertido de la posibilidad de que se produzca un "tsunami volcánico".

 

Este fenómeno se produce cuando el agua del lago de la caldera del volcán es desplazada por la deformación del fondo del lago debido al ascenso del magma, explica el organismo en su último boletín.

 

Además podría haber vertido de material piroclástico al lago y se podrían producir deslaves debido a la actividad volcánica. Mientras, continúan los temblores de tierra y la caída de cenizas y vapores.

 

"La actividad eruptiva del cráter principal del volcán Taal se ha intensicado y la erupción ha causado ya una columna de vapor de entre 10 y 15 kilómetros de altitud, rayos volcánicos y ceniza húmeda hasta localidades como Quezon City", ha explicado el Instituto.

 

El nivel 4 de alerta supone que es posible una erupción explosiva en cuestión de horas o días, por lo que recomienda la "evacuación total" de la isla del volcán Taal y otras zonas en un radio de 14 kilómetros que corren el riesgo de "actividad piroclástica densa".

 

Por su parte, la Autoridad del Aeropuerto Internacional de Manila ha suspendido todos los vuelos debido a la cercanía del volcán. "Debido a la erupción del volcán Taal están suspendidos todos los vuelos, tanto de llegada como de salida", ha indicado el organismo, según recoge la televisión ABS-CBN.

 

El director general del aeropuerto, Ed Monreal, ha emplazado a los viajeros a utilizar otros aeropuertos porque el de Manila "denitivamente no es una opción en este momento". La erupción ha obligado a la evacuación de al menos 6.000 habitantes de las zonas circundantes, según han conrmado fuentes de emergencias.

 

El volcán es el segundo más activo de Filipinas y un popular destino turístico por el lago que alberga su cráter. En este sentido, la organización pide que "nadie se acerque al cráter del volcán ante la posibilidad de repentinas explosiones de vapor y altas concentraciones de gases volcánicos letales".

 

El volcán entero es una "zona de peligro permanente y se recomienda encarecidamente la evacuación de cualquier persona asentada allí", añade el comunicado. "Tenemos que estar en alerta porque es muy posible que comencemos a ver en breve más erupciones de este tipo", ha declarado a DPA el jefe de PHIVOLCS, Renato Solidum.

 

 El Taal ha entrado 33 veces en erupción desde 1572, la última de ellas en octubre de 1977. La más letal de todas ocurrió en 1911, en la que más de 1.300 personas perdieron.