Amenazas personales y problemas con banca electrónica y compras on-line, principales delitos electrónicos en Zamora

Los equipos especiales de la Guardia Civil y la Policía Nacional de Zamora han esclarecido en el último año el 66 por ciento de las denuncias sobre delitos tecnológicos cometidos en la provincia durante 2014, que han ascendido a 228.

Así lo ha anunciado este miércoles la subdelegada del Gobierno, Clara San Damián, quien ha señalado que la mayoría de las denuncias son debidas a las estafas en la compra de productos por internet, la usurpación del estado civil para contratar servicios, las amenazas y los cargos no autorizados en cuentasSan Damián, quien ha ofrecido estos datos con ocasión de celebrarse ayer el Día de Internet Segura, ha realizado un llamamiento a la promoción y uso responsable y seguro de las nuevas tecnologías, "especialmente entre los niños y adolescentes", ha subrayado.

 

La subdelegada ha ofrecido datos tanto de las investigaciones que se realizan en Zamora en esta campo como de las actividades preventivas y de formación que llevan a cabo en la provincia los agentes, apoyada por los responsables directos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, así como por los especialistas de cada cuerpos en investigación informática y tecnológica. En la Comandancia de la Guardia Civil de Zamora se encarga de estos hechos el Equipo de Delincuencia Informática y Tecnológica (EDITE), en relación con la Unidad Orgánica de Policía Judicial, y con dependencia nacional del Grupo de Delitos Telemáticos (GDT) de la Dirección General.

 

En la Comisaría de la Policía Nacional de Zamora trabaja en este ámbito un grupo operativo de la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT), también en conexión con la Brigada de Policía Judicial.

 

 En el campo de la formación y prevención para el uso seguro y responsable de Internet y dispositivos móviles, la Guardia Civil y la Policía Nacional han llevado a cabo durante el año pasado cerca de 60 actividades dirigidas a jóvenes escolares, casi siempre en colegios e institutos, y otras en las instalaciones de policiales. La temática de estas actividades formativas se ha centrado en los riesgos en la utilización de las redes sociales por menores y la forma de evitar estos peligros, la navegación segura por Internet, la delincuencia en la Red y en especial la delincuencia sexual contra menores, así como en los consejos y en la resolución de esta problemática.

 

Los jóvenes han sido formados fundamentalmente en la conveniencia de evitar enlaces sospechosos, no acceder a sitios web de dudosa reputación, actualización de los sistemas operativos y aplicaciones, uso de tecnología de seguridad, como antivirus o cortafuegos, precaución de los resultados de los buscadores, aceptación solo de contactos conocidos, no ejecutar archivos adjuntos sospechosos, uso de contraseñas seguras o la utilización de programas de sitios web oficiales.

 

Guardia Civil y Policía Nacional han advertido también de las principales amenazas detectadas, como son la exposición de datos privados, el uso de contraseñas por defecto o predecibles, redes wi-fi abiertas o la obtención de datos confidenciales a través de engaños.