Amplían a toda Castilla y León la búsqueda para localizar al salmantino desaparecido

Uno de los carteles que anuncian la desaparición del salmantino

José Antonio Martín Bolos desapareció hace ya seis días en la calle Azafranal (Salamanca). Desde entonces nada se sabe de su paradero y la familia comienza a perder todas las esperanzas. 

Seis días han pasado ya y se sigue sin rastro de José Antonio Martínez Bolos, el salmantino del conocido barrio de Garrido que desapareció mientras paseaba junto a su mujer por el centro de la ciudad, concretamente en la calle Azafranal. Seis jornadas de búsqueda en las que tanto su familia como numerosos salmantinos se han volcado para dar con el paradero de este octogenario que además, padece Alzheimer.

 

La ciudad de Salamanca está volcada con este caso y así se ha demostrado a lo largo de las jornadas de búsqueda, sobre todo, este pasado 18 de noviembre donde un centenar de personas se reunieron en la Plaza de Barcelona, con el fin de establecer un protocolo de búsqueda, organizándose en grupos de aproximadamente ocho personas para llevar a cabo la batida por los diferentes rincones de la capital. 

 

Ahora y tras no hallar ninguna pista fiable que pudiera llevarles al paradero donde estuviera el desaparecido, la familia lanza un mensaje desesperado a toda Castilla y León. Así, a partir de hoy se repartirán carteles por todas las ciudades, ya que como Bolos padece Alzheimer, la familia cree que podría haber subido a algún tren o autobús debido a esta enfermedad. 

 

Cuando su mujer le perdió de vista, José Antonio M. vestía una cazadora color verde, un pantalón de color oliva, jersey verde y camisa de cuadros, y, con el objetivo de dar con él, familiares y conocidos han difundido su imagen por redes sociales y carteles por las calles de Salamanca.

 

Por ahora, en la capital charra la búsqueda continuará por polígonos industriales y templos religiosos, donde su hijo, José Ángel Martín cree que podría estar refugiado, "él hace años visitaba las iglesias, además paseaba bastante por el Polígono Industrial de Los Villares", explicaba en una entrevista a tribunasalamanca.com 

 

Conforme pasan las horas, mayor es la desesperación de la familia, que ya se ha dirigido a la zona del río Tormes para hablar con los mendigos que viven en la calle y han repartido fotos por si lo vieran deambulando, "podría tener mal aspecto ya que lleva seis días sin ducharse ni afeitarse". 

 

Policía, Bomberos y Protección Civil mantienen por el momento activada la búsqueda para dar con alguna pista que les lleve a dar con el paradero de Bolos. Finalmente, la familia organiza otra batida en Salamanca para el próximo fin de semana.  

 

LOS DATOS

José Antonio paseaba junto a su mujer por Azafranal cuando ésta entró en una tienda y él esperó fuera. Al salir, ya no estaba. Esto sucedió en la tarde-noche del miércoles 14 de este mes de noviembre y de momento nada se sabe sobre su paradero. Sus familiares interpusieron la correspondiente denuncia en la Policía Nacional y comenzó el protocolo de búsqueda, que hasta el momento no ha dado los resultados deseados. 

 

Se ha creado un grupo de WhatsApp, con el fin de poder informar sobre cualquier tipo de novedad en esta batida, en caso de hallar alguna prueba sobre el paradero del octogenario. 

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: