Aprobados 2,5 millones para reparar los daños de las crecidas en Zamora

El consejo de Ministros aprueba una partida de 6,5 millones de euros para varias cuencas, 2,5 para arreglar los destrozos causados por las inundaciones en la cuenca del Duero en Soria, Burgos, León, Zamora y Orense.

El Consejo de Ministros ha aprobado obras de emergencia para reparar los daños ocasionados por las crecidas y temporales de los meses de enero y febrero de 2016 por un importe total de hasta 6,5 millones de euros. En la cuenca del Duero se dirigirán 2,5 millones de euros para las obras a su paso por las provincias de Soria, Burgos, León, Zamora y Orense.

 

Según ha informado la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, se trata de obras de emergencia destinadas a limpiar y restituir la capacidad de desagüe de los cauces de los ríos afectados en las cuencas del Ebro, Duero, Miño-Sil y Júcar, así como a reparar las infraestructuras que resultaron dañadas por las crecidas de los ríos, además de minimizar los efectos de próximas avenidas.

 

En concreto, ha precisado que se invertirá 1,5 millones de euros en la cuenca del Ebro para corregir los daños causados por los temporales de febrero y marzo del año 2015 en las localidades de Alfaro (La Rioja) y en Cabañas de Ebro y Pina de Ebro (Zaragoza). Se trata de estructuras de reciente construcción que aún no estaban consolidadas y que se han visto afectadas por los sucesivos temporales que ha vuelto a sufrir la cuenca del Ebro en lo que va de 2016.

 

Mientras, a la cuenca del Miño-Sil las obras de emergencia autorizadas se destinarán 2 millones de euros en las provincias de Pontevedra, Orense, Lugo y León, en la retirada de sedimentos, restos vegetales y residuos acumulados en los cauces de los ríos, así como en la restauración y defensa de las márgenes erosionadas para restituir la capacidad de desagüe de los ríos afectados por los temporales registrados durante los meses de enero y febrero de este año. 

 

Por último, en la cuenca del Júcar se invertirán 500.000 euros para reparar los daños causados por el temporal registrado el pasado mes de febrero en la provincia de Cuenca. En general, todas las actuaciones irán destinadas, preferentemente, a limpiar los cauces de los ríos taponados por la vegetación arrastrada por el agua y el viento y a corregir los daños causados en el dominio público hidráulico.

 

 

Además, ha precisado que lo que hace el Gobierno es tomar razón de que hay unas obras de emergencia que hay que financiar. Como consecuencia de esas crecidas, se determina por parte de las autoridades competentes, en este caso principalmente de las Confederaciones Hidrográficas, de que hay que limpiar esos cauces y hacer esas obras en los ríos afectados por estos temporales.