Arándanos, grosellas, frambuesas y moras, los nuevos frutos 'made in Zamora'

Los expertos creen que el clima y los suelos ácidos de Aliste y Sanabria son muy propicios para el arándano. Los frutos rojos tienen un importante potencial de comercialización.

La jornada sobre 'El cultivo de los pequeños frutos en Zamora', organizada por la Diputación Provincial en colaboración con ADATA y el ayuntamiento de Tábara, ha reunido este jueves a un interesado grupo de productores de estos cultivos que comienzan a abrirse paso en la provincia. Esta jornada técnica se ha centrado en el cultivo de frutos como el arándano, la grosella, la frambuesa y la mora. De esta manera, durante la primera parte se ha hablado sobre el arándano y su interés en la provincia de Zamora.

 

El técnico del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario en Asturias, Juan Carlos García Rubio, que trabaja en distintos proyectos de investigación en especies frutícolas y es autor de varios libros, además de ser uno de los pioneros a nivel nacional de este cultivo, se ha referido a las posibilidades del arándano en las comarcas de Aliste y Sanabria, cuyos suelos ácidos y clima las convierte en adecuadas para este fruto.

 

El experto ha repasado las principales especies y variedades, así como su aplicación e interés para la provincia. También ha comentado los diferentes sistemas de cultivo y comercialización que se utilizan en otras zonas de España y del mundo.

 

En cuanto a la grosella, que ha ocupado la segunda parte de la jornada, ha explicado que se trata de un cultivo "menos demandado" que el arándano en España, pero con un "gran potencial de exportación". En este sentido, ha explicado las particularidades de la comercialización y el mercado de cada especie de grosella, así como las necesidades del suelo y clima. También la zarzamora ha despertado gran interés entre el público, debido a que existen ya varias plantaciones en la provincia.

 

La última charla ha corrido a cargo de José María Polo, gerente de ADATA, quien ha explicado las ayudas de las que se pueden beneficiar los cultivos y la transformación de pequeños frutos. La jornada ha finalizado con una mesa redonda en la que los participantes han podido consultar sus dudas a los ponentes y poner en común las diferentes experiencias.