Así están las encuestas a una semana del 10-N: PP y PSOE estables, Ciudadanos hundido y Vox disparado

El PSOE volvería a ganar las elecciones, pero sin más apoyos. Se perpetúa el bloqueo. Vox y Ciudadanos, cara y cruz de la repetición electoral.

A menos de una semana de las elecciones generales, los diferentes partidos empiezan a jugar la parte decisiva de la partida electoral. Y parece que empieza a haber algunas cosas claras. La fundamental, que el PSOE ganará las elecciones aunque con un nivel de apoyos y escaños muy similar al de hace unos meses. También que la situación de bloqueo podría perpetuarse porque ninguno de los bloques logra suficiente ventaja: ni el PSOE logra aumentar su mayoría, ni sube la suma con Unidas Podemos, y que volvería a depender de otras fuerzas, entre ellas, los nacionalistas.

 

En el otro bloque, el PP logra una importante recuperación desde su peor resultado, y pasará de los 66 que obtuvo en abril a rondar los 90-100 en el mejor de los casos. El descenso de Ciudadanos, al que las encuestas señalan como el más perjudicado por la repetición de elecciones, complica la suma en la derecha a pesar de que Vox está disparado: es con claridad el partido más reforzado con la repetición electoral.


En concreto, la media de las encuestas publicadas la última semana muestran que el PSOE se mantiene líder y obtendría el 27,3% de los votos; el PP sube respecto a los anteriores comicios y logra el 21,1% de los votos; Vox subiriía a la tercera posición al lograr el 13% de los votos; Unidas Podemos bajaría a la cuarta posición, con el 12,4%. Ciudadanos sería el partido más perjudicado en estas elecciones ya que caería desde la tercera posición a la quinta y obtendría el 9% de los votos, mientras que la nueva formación de Íñigo Errejón, Más País, lograría el 3,7% de los votos.

 

En el gráfico adjunto se puede consultar el promedio semanal de estimación de voto de los principales partidos a partir de las encuestas publicadas en distintos medios de comunicación durante los últimos meses.

 

 

 

En esa evolución se ve claramente como el PSOE ha ido cayendo desde su pico hasta estabilizarse; que el PP remontó y ahora se está frenando; que Vox puede ser el sorprendente tercer partido más votado tras una importante remontada; que Unidas Podemos se va a quedar más o menos como estaba; que Ciudadanos va a ser el más perjudicado por la repetición electoral con una fuerte bajada en las urnas; y que Más País logrará entrar en el Congreso, aunque con un pequeño puñado de diputados.