Atendido en Cáritas un vecino desalojado de su vivienda por quejas de los vecinos

Casa de acogida Madre Bonifacia de Cáritas en Zamora

Cáritas Zamora acoge a un hombre desalojado de su vivienda ante las denuncias de los vecinos.

La Casa de Acogida Madre Bonifacia de Cáritas Diocesana de Zamora ha acogido a un vecino de la capital que había sido desalojado este jueves de su domicilio en la capital, tras las denuncias y quejas de sus vecinos. Los técnicos de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Zamora acompañaron a esta persona hasta la Casa de Acogida de Cáritas, habiendo informado previamente de la necesidad urgente de dar cobijo y respuesta a sus primeras necesidades.

 

Una vez en la casa de acogida se ha procedido, en primer lugar, a su higiene corporal. Posteriormente, los técnicos de Cáritas asumieron todas sus necesidades básicas, desde aseo hasta alimentación, ropa o alojamiento. A continuación, los mismos trabajadores le realizaron una entrevista personal para conocer su realidad social y familiar.

 

Este varón ha pasado su primera noche en el centro de Cáritas y se encuentra en buen estado físico. El lunes abandonará la casa de acogida para ser atendido nuevamente por los servicios sanitarios. Por tanto, el lunes finalizará la intervención de Cáritas Diocesana de Zamora y el caso quedará en manos de los servicios públicos.

 

Desde Cáritas Diocesana de Zamora se recuerda que este organismo "responde siempre en los momentos de crisis o situación de emergencia social, puesto que es el único recurso del que dispone la ciudad de carácter residencial. De esta forma, las entidades públicas acuden a Cáritas en momentos de crisis o urgencia para que nuestra entidad ponga a disposición sus servicios de acción social", ha señalado.

 

El caso del que se ha tenido conocimiento "es solo un ejemplo del día a día de la Casa de Acogida que abre sus puertas a todas aquellas personas que demandan una respuesta rápida y urgente: desahucios, periodos de convalecencia, altas hospitalarias o enfermedades de larga duración", han puesto como ejemplos.

 

La Casa de Acogida Madre Bonifacia de Cáritas Diocesana de Zamora dispone de 28 plazas y actualmente hay cuatro libres. Además de dar alojamiento y manutención, también cuenta con servicio de comedor social, lavandería y duchas.