Avalancha de licencias para hacer hueco a bares, restaurantes y alojamientos en la codiciada Plaza Mayor

(Foto: Arai Santana)

Una conocida marca de hamburguesas, un clásico que reabre, un alojamiento turístico, más bares... nuevos inquillinos en el lugar más deseado para el turismo en Salamanca.

La Plaza Mayor de Salamanca es el lugar de privilegio en el que todo empresario hostelero que se precie quiere estar. Nadie que visite la ciudad puede escapar a la 'obligación' de pasear por su plaza y, como no, tomarse algo en sus clásicos bares y terrazas o en los cada vez más numerosos restaurantes de postín, y el negocio funciona. Por eso es un lugar codiciado y, en lo que será un nuevo año de récord turístico, se está notando en los movimientos del sector. Hasta el punto de que empiezan a no quedar espacios disponibles para montar algún negocio más en la plaza.

 

En las últimas semanas se han conocido trámites para abrir un establecimiento de una conocida marca de hamburguesas, para un restaurante y para la reapertura de un conocido bar y para un establecimiento turístico, solo en la Plaza Mayor,  y para otro establecimiento más en la vecina plaza del Poeta Iglesias. Y a ello hay que añadir las negociaciones para la nueva ordenanza de terrazas que afectará a la plaza y que obligará a una redistribución del espacio disponible, y también al cambio de normas.

 

Como adelantó TRIBUNA a finales de agosto, una conocida marca de comida rápida abrirá un nuevo establecimiento en la Plaza Mayor, el Burguer King. Ha sido uno de los primeros movimientos conocidos de los últimos meses. En principio, ocupará un local en el acceso por la calle Toro, el que quedó libre con el cierre de una tienda de moda. Y, además, tendrá derecho a poner terraza en la Plaza. Será el segundo desembarco en unos meses de un 'gigante' estadounidense tras la llegada de Starbucks, que abrió en un local cercano y que también tiene terraza en la Plaza Mayor. Esta firma ofrece otras de las especialidades de los bares de la plaza, los cafés.

 

Después, han llegado a comisiones y tablones del Ayuntamiento de Salamanca otras peticiones de licencia ambiental que son el primer paso para tramitar la apertura de un nuevo establecimiento. Las ha habido para reabrir uno de los clásicos de la plaza, el Altamira, propiedad de un grupo empresarial salmantino y que ha decidido reactivarlo. También hay una petición para un alojamiento turístico en su parte superior. Y la última tiene fecha de este 29 de noviembre, y es una solicitud de licencia ambiental para bar en el número 14 de la Plaza Mayor, en la esquina del Cervantes.

 

Esta misma semana ha llegado la última solicitud de licencia ambiental, pero no para la Plaza Mayor, sino para la colindante plaza del Poeta Iglesias, donde se va a abrir un bar restaurante en el local del número 6, que corresponde con uno de los locales del edificio que sustituyó al histórico Gran Hotel. Y también  ha vuelto a abrir el local que originó el cambio de la ordenanza de terrazas tras una denuncia, ahora con otro nombre.