Ayuntamiento y Diputación cierran la 'II Guerra del Agua' con un pacto para asegurar el suministro

Un camión cisterna de la Diputación de Zamora abasteciendo de agua potable.

Diputación y Ayuntamiento de Zamora cierran la 'II guerra del agua' y llegan a un acuerdo para suministrar agua a pueblos con problemas de contaminación. El consistorio suministrará el agua

La Diputación Provincial de Zamora y el Ayuntamiento de Zamora han llegado a un entendimiento para que la capital suministre agua a aquellas localidades que sufran problemas de contaminación. El convenio se ha cerrado después de que la institución provincial registrara esta mañana un escrito aceptando los términos propuestos por el Consistorio.

 

El problema del agua ha mantenido en conflicto a ambas instituciones durante las últimas semanas, llegando incluso a asegurar por parte del Ayuntamiento de Zamora que la Diputación estaba "dando coces" para demorar el asunto. Y no es la primera vez que ambas instituciones se enfrentan por un tema de suministro de agua, ya que hace unos meses ya mantuvieron un duro intercambio de acusaciones por el control del agua proporcionada desde la toma pública de IFEZA.

 

Según el convenio que formalizarán Diputación y Ayuntamiento, el precio del agua será el resultado de aplicar la Ordenanza Fiscal del Ayuntamiento de Zamora, al igual que se hace en otros acuerdos con firmados con ayuntamientos del entorno. Al margen de cuestiones de sequía y contaminación, se añadirán además contingencias de emergencia producidas por defectos irresolubles debidamente justificados.

 

El acuerdo es importante porque aunque en el momento actual solo el municipio de Gallegos del Río está recibiendo agua mediante cisternas, sin embargo los informes sobre la situación de los embalses de la cuenca del Duero, todos ellos muy bajos a día de hoy, y las previsiones de aumento de la demanda de abastecimiento de los pueblos durante los meses estivales hace que la preocupación aumente, según explicaba Juan Dúo.