Ayuntamiento y Junta sacarán adelante el nuevo centro cívico en el fallido Palacio de Congresos

Solar con las obras inacabadas del Palacio de Congresos.

El alcalde de Zamora ha confirmado la voluntad de la Junta para participar en el proyecto, que consiste en recuperar el edificio derribado y aprovechar la ubicación. Costará 2,1 millones y, aunque no se ha hablado de la pate económica, confía en llegar a un acuerdo.

A preguntas sobre la situación del proyecto de centro cívico en el espacio del frustrado palacio de congresos, Francisco Guarido manifestó que tras "una reunión técnica" mantenida recientemente entre el Ayuntamiento y la Junta "confirmamos que sí hay una voluntad política" del Junta de Castilla y León de hacer el centro cívico. El pasado mayo el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, ya aceptó la propuesta del Ayuntamiento zamorano en una visita en campaña.

 

Tras la primera reunión en septiembre, el Ayuntamiento elaboró una memoria técnica evaluada, que detalla la propuesta municipal y que básicamente consiste en la recuperación del edifico derribado junto a la calle Jiménez de Quesada, con la misma tipología y volumetría, y de estructura también similar a la edificación preexistente, incluida la conservación del pórtico interior existente en la antigua edificación, y una edificabilidad total de 1.800 metros cuadrados distribuidos en dos plantas.

 

La valoración económica asciende en total de 2.160.000 euros, de los que 1.800.000 corresponden a la construcción y los 360.000 restantes al equipamiento interiorSegún el alcalde, en términos generales se aceptan las condiciones planteadas por el Ayuntamiento respecto al edificio, y que solamente queda por dilucidar la parte económica, que la que todavía no se ha tratado. El proyecto tendría un valor, en conjunto, de 2,1 millones de euros a aportar entre Ayuntamiento y Junta.

 

No obstante el alcalde se mostró convencido de que se llegará también a un acuerdo en lo económico y que el centro cívico será una realidad antes de que finalice el actual mandato municipal. La propuesta pasaría por que el Ayuntamiento contribuya con los 803.000 euros previstos de aportación municipal para el fallido proyecto del palacio de congresos, además de la exención de los 430.000 euros que están pendientes de liquidación a la Junta, correspondientes a la parte proporcional del impuesto de construcciones y ocupación de vía pública del proyecto anterior.

 

Para reducir el coste de la obra, la portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento, Clara San Damián, propuso aprovechar los trabajos ya iniciados en su día para convertir aquellas instalaciones en un Palacio de Congresos que finalmente no se culminó debido, en primer lugar, a las dificultades de la empresa adjudicataria y, posteriormente, a la reducción presupuestaria derivada de la crisis económica.