Ayuntamiento y subdelegación no pueden con el 'tradicional' botellón de Jueves Santo
Cyl dots mini

Ayuntamiento y subdelegación no pueden con el 'tradicional' botellón de Jueves Santo

Así quedó el parque de San Martín el año pasado tras el botellón. Foto: F. Oliva

Ayuntamiento de Zamora y Subdelegación del Gobierno eluden la prohibición del "macrobotellón" del Jueves Santo tirándose la pelota entre ellos sobre las competencias.

El Ayuntamiento de Zamora y la Subdelegación del Gobierno en Zamora no pueden con el 'tradicional' botellón del Jueves Santo, que reúne a miles de personas para beber en el parque de San Martín. Esta es la conclusión de la reunión celebrada para organizar el dispositivo de seguridad de la próxima Semana Santa y en la que esta concentración de jóvenes, hasta 6.000 el año pasado, es uno de los grandes retos de orden y limpieza. Pero hace tiempo que se descarta prohibirlo o tomar medidas para que no se celebre, más allá del vallado de la parte superior del parque... que no impide que los jóvenes se concentren en la parte baja.

 

Ayuntamiento y subdelegación han eludido la prohibición del botellón que cada Jueves Santo se celebra en la capital y cuyas quejas van en aumento entre los vecinos y comerciantes. Ambas instituciones, además de la Junta de Castilla y León, han participado este viernes en la Junta Local de Seguridad para la Semana Santa, una reunión en la que no se ha aclarado quién debe ejercer la competencia sobre esta problemática. El resultado, que alcalde y subdelegado se han pasado 'la pelota' entre ellos.

 

El alcalde de la capital, Francisco Guarido, ha señalado que la Policía Municipal "hará todo lo posible" para controlar posibles incidencias durante el transcurso de esa noche. "Es un asunto en el que todas las administraciones debemos estar implicadas. Por nuestra parte, haremos todo lo que está en nuestra mano de cara a la convivencia y seguridad de todos los ciudadanos; para ello, la semana próxima firmaré un bando municipal en ese sentido", ha indicado.

 

A pesar de las preguntas de los periodistas, el alcalde ha evitado pronunciarse sobre una posible prohibición del botellón que año tras año se celebra en el parque de San Martín de la ciudad de Zamora y que el año pasado batió récord de participantes, con 6.000 personas. El año pasado se hizo una campaña de consumo responsable y, además, se ordenó un despliegue especial para la limpieza del parque.

 

Guarido anunció la elaboración de un Bando Municipal, que se publicará la próxima semana, en el que se plasmará ese llamamiento a la colaboración, el respeto y la convivencia pacífica, "para que todos podamos disfrutar de la Semana Santa tanto los zamoranos como los muchos turistas que nos visitan en esas fechas ".

 

El subdelegado del Gobierno en Zamora, Jerónimo García Bermejo, tampoco ha apostado por la prohibición del evento, pese a que la normativa es clara al respecto. "Las competencias de cada uno son de cada uno. Y existe una normativa municipal que prohíbe expresamente consumir alcohol en la vía pública y que los menores consuman alcohol, pero esa no es nuestra competencia", ha indicado.

 

No obstante, García Bermejo también ha sido preguntado por la normativa que impide la celebración de grandes concentraciones sin previa comunicación y cuya disuasión compete directamente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. "Lo que no podemos hacer es prohibir algo que no se nos ha comunicado. Eso no lo vamos a hacer", ha señalado.

 

El subdelegado del Gobierno manifestó que por parte de la Guardia Civil se llevarán a cabo controles de alcoholemia y drogas en las principales vías de acceso a la ciudad, recordó la prohibición del consumo de alcohol en la vía pública "según lo dice expresamente la Ley nacional , la Ley autonómica y también la Ordenanza Municipal"; y aseguró que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "garantizarán el cumplimiento de la normativa, preservando siempre el mantenimiento del orden público y la seguridad ciudadana".

 

Tanto el alcalde como el subdelegado del Gobierno aseguraron que el principal esfuerzo se centrará en la prevención y que tanto la Policía Municipal como los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado estarán atentas a cualquier incidencia que se pueda producir para minimizar los efectos y molestias que se puedan generar a los ciudadanos.

 

La presidenta de la Junta pro Semana Santa, Isabel García Prieto, quien también ha participado en la reunión, se ha tomado las conclusiones con resignación. "Está claro que este año no se va a hacer nada y habrá botellón. Lo que pido es que comencemos a trabajar para erradicarlo de cara al próximo año, con educación por parte de las instituciones pero también en las casas; que las familias transmitan a sus hijos que la Semana Santa no es reunirse en un parque a consumir alcohol", ha expresado.