Bajan los caudales y Órbigo, Esla y Valderaduey abandonan el nivel de alarma

El cese de las lluvias normaliza la situación en las estaciones de aforo zamoranas de los principales ríos. La bajada de caudales reduce la alarma en el Órbigo, Esla, Valderaduey y Tera.

Los caudales de los ríos zamoranos vuelven, poco a poco, a niveles normales gracias a que en las últimas horas han protagonizado un descenso paulatino desde los niveles de alarma que, en muchos casos, presentaban. Valderaduey, Órbigo y Esla ya no tienen ninguna estación de medición en alarma por haber superado los niveles de aviso, y la situación es casi normal en el Tera.

 

Esta mañana, según los datos de la CHD, el Valderaduey ha dejado de dar problemas después de días concentrando las mayores dificultades. En Benegiles, uno de los puntos que ha inundado estos días, esta mañana está en 56,16 m3/s por los más de 67 del martes. Y en Villárdiga su caudal es tres veces inferior al de su tope reciente.

 

El Órbigo está en 307,04 m3/s en Santa Cristina de la Polvorosa por los más de 475 de este martes; y en Manganeses está en la mitad, 325,00 m3/s, por los más de 650 del martes. El Esla ha bajado esta mañana notablemente en Bretó (de 1.600 a 1.365,21 m3/s) y también ligeramente en Castropepe. Y el Tera está a un tercio de su caudal máximo de hace unos días en Mózar de Valverde, donde inundó el restaurante de puente Mózar, aunque en Camarzana es el único punto donde sube su caudal esta mañana.

Noticias relacionadas