Bajar impuestos, actualizar contratos municipales y auditoría interna, primeros retos de Guarido

Zona azul de aparcamiento en Zamora.

IU y PSOE presentan un documento de actuación que incluye las primeras medidas: se iniciará un proceso para reducir la presión fiscal, auditar las cuentas municipales, recuperar servicios públicos y actualizar contratos caducados.

Izquierda Unida y PSOE de Zamora han presentado un documento marco conjunto que tendrá como base el "ahorro, la participación y la transparencia" y que será el punto de partido del Gobierno en el Ayuntamiento de Zamora, una vez que el cabeza de lista por IU, Francisco Guarido, sea proclamado alcalde de la ciudad el próximo sábado.

 

Tras días de negociación después de las elecciones municipales en las que IU obtuvo ocho actas de concejal y el PSOE cinco --sus dos ediles electos ya han anunciado su baja en el Partido Socialista y su continuidad como no adscritos, aunque apoyarán la investidura de Guarido--, ambos grupos han presentado públicamente un documento en el que se recogen medidas comunes a llevar a cabo a lo largo de los próximos cuatro años.

 

El lugar elegido para esta presentación pública ha sido la sala de comisiones del Ayuntamiento de Zamora y el primero en tomar la palabra ha sido el número 5 del PSOE en las listas, Antidio Fagúndez, quien ha explicado que el documento fusiona los programas electorales e ideas que tiene para la ciudad, de las cuales "más del 80 por ciento se podrá cumplir en el primer año". Así, han apostado por la eliminación de algunas tasas y una rebaja en los impuestos para que los ciudadanos ven reducida "la carga fiscal a la que les sometió el PP".

 

También se incluye una modificación del Plan General de Ordenación Urbana, un Plan especial para el casco histórico de la ciudad,  medidas sociales con prioridad para los colectivos más desfavorecidos, la actualización de contratos y municipalización de algunos servicios y una apuesta por el turismo. Entre los que se tratarán está probablemente el de la ORA, caducado hace tiempo y desactualizado.

 

En el documento se recogen también medidas sobre funcionamiento interno con la reducción de costes de Gobierno, e iniciativas sobre educación, igualdad, deportes o jóvenes, entre muchas otras, en las que la prioridad será el ahorro y gasto racional, la participación de los ciudadanos y la transparencia, ya que han anunciado la publicación de todos los bienes y de todos los gastos que se produzcan.

 

 

AUDITORIA INTERNA

 

Tras Fagúndez ha tomado la palabra Francisco Guarido, quien con el apoyo de PSOE y de los dos concejales exsocialistas que seguirán como no adscritos será el próximo alcalde de Zamora. El cabeza de lista de IU, que lleva 16 años en la oposición, ha señalado que este documento marco es para los ciudadanos y una de las primeras medidas será una auditoria interna en el Ayuntamiento para conocer la situación real.

 

Guarido ha dado prioridad a la participación ciudadana en este acuerdo con el PSOE que también presentará a Ciudadanos, que ha irrumpido en el mapa político de Zamora con dos concejales, aunque ha asegurado que a lo largo de la legislatura también pedirán opinión y colaboración al PP porque "Zamora necesita de todos los grupos y concejales".

 

De este modo, si nada cambia en los próximos días, Francisco Guarido se convertirá el sábado en el alcalde de Zamora con los votos de los ocho concejales de IU, tres del PSOE y dos de los concejales no adscritos que se han dado de baja en el Partido Socialista pero que le apoyarán en la votación.  Respecto a cómo se configurará el equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Zamora, no hay novedades ni noticias al respecto y será a partir del lunes cuando se retomarán las conversaciones con el PSOE para ver si asumen o no concejalías.

Noticias relacionadas