Balta hará el último informe a la directiva sobre la plantilla de cara a Tercera

Baltasar Sánchez 'Balta' con el presidente Ferrero y el directivo Riesco. Foto: Zamora CF

El club le ha encomendado hablar con los jugadores para conocer la predisposición de la actual plantilla para una temporada que se planificará con recortes económicos. Habrá reducción de sueldos para los que lo tienen así firmado en sus contratos y negociación a la baja con todos.

El primer paso en Tercera División será cosa de Balta. Esta es la idea que tiene el club, que ha puesto en manos del técnico salmantino la elaboración del último informe sobre la actual plantilla y sobre el que se tomarán las primeras decisiones de cara a la planificación deportiva para la próxima temporada. Una tarea que incluye decidir qué técnico se sentará en el banquillo local del Ruta de la Plata, puesto al que Balta es uno de los aspirantes.

 

Tras la marcha de Roberto Aguirre, el club se quedó no solo sin técnico, sino también sin su director deportivo, ya que el asturiano estaba haciendo esa labor. Por este motivo, ha sido Balta el encargado de mantener las primeras conversaciones con los jugadores tras el descenso. De ahí saldrá un informe sobre las intenciones y pretensiones de los jugadores de cara la próxima temporada que será importante para elaborar la plantilla. No tendrá la última palabra, pero su opinión será importante, al menos, hasta final de mes porque Balta ha demostrado una implicación importante con el club al que ya perteneció en una etapa anterior, aunque con mejor suerte.

 

Y es que la directiva ya se ha puesto manos a la obra con la planificación deportiva. Muchos jugadores tienen contratos prolongados y la intención manifestada por el presidente, Segismundo Ferrero, tras el partido del descenso es mantener el bloque en la mayor medida de lo posible. El planteamiento es que una plantilla con una base muy parecida, un año más veterana (este año ha podido pesar la excesiva juventud y falta de experiencia) y en Tercera puede dar un gran rendimiento y estar lista para el regreso a Segunda B.

 

Y entre las decisiones que hay que tomar los próximos días está también la de dar o no continuidad a Balta en el banquillo. Club y técnico ya han hablado y el salmantino ha expuesto sus ideas para una posible planificación, desde la libertad que ambas partes tienen tras quedar resuelto su acuerdo actual, que incluía tres partidos y la próxima temporada si se mantenía la categoría y que liberaba al club en caso de descenso.

 

 

SUELDOS, DE NUEVO, A LA BAJA

 

En todo caso, la clave sobre la que pivotarán las decisiones será la importante reducción presupuestaria sobre la que ya se está trabajando desde el departamento económico del club. Y esto es lo que se va a transmitir a los jugadores, ya que el coste de la plantilla es el que más se puede reducir toda vez que algunos gastos de estructura son fijos. Algunos tienen en sus contratos cláusulas de descenso que incluye reducción de emolumentos, pero con otros hay que hablar. Algo para lo que hay que tener en cuenta el baile de jugadores que se da en la Segunda B cada verano y que ha llevado al propio Zamora CF a contratar a una docena de jugadores nuevos cada temporada.

 

Aunque ya hace varias temporadas que el club planifica a la baja el gasto económico en la confección de la plantilla, la idea es que vuelva a ser así por el lógico ajuste de los sueldos en una categoría como Tercera División, en la que muchos clubes juegan con plantillas de cantera que no cobran.