Barça y Sevilla abren la temporada con una novedosa Supercopa

Barça y Sevilla pondrán en juego l primer título de la temporada

En juego el primer título, a partido único y en campo neutral.

 

POSIBLES ALINEACIONES:

BARCELONA: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Alba; Busquets, Rafinha, Arthur; Dembélé, Messi y Suárez.

SEVILLA: Vaclik; Mercado, Carriço, Gnagnon; Navas, Roque Mesa, Banega, Escudero; Nolito, Pejiño y Ben Yedder.

ÁRBITRO: Del Cerro Grande (C. Madrileño).

ESTADIO: Stade Ibn Battouta, en Tánger (Marruecos).

FC Barcelona y Sevilla FC abrirán este domingo (22.00 horas/La 1) la temporada oficial para el balompié español, enfrentándose en una novedosa Supercopa de España a partido único y en campo neutral, concretamente en el Stade Ibn Battouta de la ciudad de Tánger (Marruecos).

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) confirmó durante el verano que probaría su nuevo formato Supercopa para esta misma edición, con el beneplácito 'in extremis' de la FIFA y después de una tensa negociación entre el propio Sevilla y las máximas instituciones federativas, encabezadas por su presidente Luis Rubiales. Inmerso desde mediados de julio en las rondas previas de la Liga Europa, el club sevillista rechazó en primera instancia esta renovación de la Supercopa impulsada por Rubiales.

El presidente de los andaluces, José Castro, plasmó el desacuerdo ente clubes dejando la negociación en manos de la RFEF y del Consejo Superior de Deportes (CSD). Pocas semanas más tarde se llegó a un acuerdo, con el Sevilla dando su brazo a torcer tras ver que sí se hacía cumplir el convenio colectivo firmado entre la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) y LaLiga para estos casos.

De esta manera, el Barcelona jugará la XXXV edición de la Supercopa en virtud de ser el campeón de LaLiga durante la pasada temporada; y el Sevilla disputará este título merced a ser el vigente subcampeón de la Copa del Rey, competición en cuya final del pasado 21 de abril perdió con estrépito ante los culés (0-5).

El equipo sevillista jugará por cuarta vez en su historia este torneo, siendo la edición de 2016 su última presencia. Los andaluces llegaron a aquella eliminatoria a doble partido en idénticas circunstancias, ya que también se habían clasificado como subcampeones de Copa tras perder contra el Barça en la finalísima por 2-0.

El equipo entonces dirigido por el argentino Jorge Sampaoli fue derrotado en los dos encuentros precisamente por el Barcelona, que en la ida ganó a domicilio por 0-2 (goles de Luis Suárez y Munir El Haddadi) y luego certificó su éxito en la vuelta con un 3-0 (doblete de Arda Turan y un gol de Messi) en el Camp Nou.

Los culés disputaron también la edición del año siguiente, última hasta la fecha, pero acabaron con sabor amargo a causa de su derrota frente al Real Madrid. En ese doble duelo de agosto de 2017, los merengues se impusieron con bastante claridad tanto en la ida (1-3 en el Camp Nou) como en la vuelta (2-0 en el Santiago Bernabéu).

Fueron los inicios de Ernesto Valverde como jefe del banquillo del Barça, días turbulentos por el cuantiosísimo adiós de Neymar Jr. para poner rumbo al Paris Saint-Germain; además, se topó con una máquina mucho más engrasada, un Real Madrid todavía con Zinédine Zidane como entrenador de unos jugadores que apenas un par de meses antes habían conquistado la duodécima Copa de Europa para el club blanco.

CON EL 5-0 DE LA COPA AÚN EN LA RETINA

Ahora, el partido único abre más una final que tiene muy cerca aún la de Copa. Entonces, el Sevilla salió mal parado, un 5-0 que terminó con el proyecto de Vincenzo Montella. Ahora, la sed de venganza y una pretemporada más rodada son los puntos fuertes para un Sevilla que eso sí se encuentra en reconstrucción, con caras nuevas comenzando desde el banquillo.

Pablo Machín ya ha dado su toque a los andaluces, con una defensa de tres centrales como la que sustentó su gran año en Girona. Además, Roque Mesa y Banega dan músculo y criterio al centro del campo, con Navas y Escudero como carrileros. Arriba, Machín ya tiene refuerzo con André Silva, aunque muy 'in extremis' para formar en un once en el que buscará un sitio Pejiño ante Nolito, Sarabia y Ben Yedder.

Por su parte, Valverde tendrá que valorar a cuántas caras nuevas confiar el primer título del curso. Parece claro que Lenglet formará con Piqué en el centro de la defensa, pero muy precipitado parece la presencia del recién llegado Arturo Vidal en el centro del campo. Ahí, la pretemporada ha sido de Arthur y Rafinha, junto a Busquets.

Además, con menos minutos hasta ahora, Valverde podría prescindir de inicio de Coutinho y Luis Suárez. El brasileño ha sido uno de los nombre propios de estos días por conseguir 'in extremis' el pasaporte portugués, para una condición de extracomunitarios que finalmente anunció la RFEF que no tiene cupo para la final. Por ello, Munir y Dembélé tienen más papeletas para jugar.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: